ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Retraso en los trenes de Alicante por culpa de «un conjuro de amor»

La Policía ha detenido al autor y le ha interpuesto una orden de alejamiento hacia su ex pareja
Un «conjuro de amor» provoca retrasos en ocho trenes de Alicante | Policía Nacional

 

Una bolsa negra abandonada junto a una vía de tren en Alicante hizo saltar todas las alarmas y que se activara el protocolo de atentado terrorista el pasado 15 de febrero. Durante dos horas el tráfico ferroviario estuvo cortado, afectando un total de 135 pasajeros y causando retrasos de 149 en ocho trenes, uno de larga distancia y siete Cercanías. Hasta que descubrieron que el paquete sospechoso era un «conjuro de amor».

Activación de los TEDAX por un paquete abandonado

Los hechos tuvieron lugar a las 13.40 horas, según explica 'La Razón' cuando un vecino llamó a la Policía Nacional y les explicó que había visto a dos personas presuntamente árabes y que parecía que estaban rezando, dejando un paquete negro en la vía del tren, en el punto que se encuentra en la intersección con la avenida de la carretera de Ocaña.

Rápidamente se activó el protocolo de atentado terrorista, cortando el tráfico ferroviario y poniendo en marcha a los artificieros del Tedax de la Policía Nacional quienes finalmente pudieron comprobar que era una falsa alarma y la bolsa negra contenía una piña hueca lleva de distintos objetos, entre los cuales se encontraban dos papeles, varios clavos y alfileres, posos de café y uvas, junto a semillas rojas y negras.

Un «conjuro de amor» para recuperar a su ex

La investigación concluyó con la detención de un hombre español de 38 años acusado de presuntos desórdenes públicos. El detenido explicó que es aficionado al esoterismo y había escogido este «conjuro de amor», una piña junto a la vía de tren, para poder recuperar a su ex pareja.

Cabe destacar que las semillas pertenecen a la planta ‘Abrus pecatorius’, conocida como regaliz americano y prohibidas porque son «muy tóxicas» y, además, en uno de los papeles había dibujada una calavera junto a los nombres de su ex suegra y de un hombre que podría ser la actual pareja de su ex.

El detenido pasó a disposición judicial en el juzgado de Instrucción número 5 de Alicante. Cinco días más tarde, su ex lo denunció por violencia machista y, tras un juicio rápido, se condenó al hombre con una orden de alejamiento y la prohibición de comunicarse con la mujer por un año.