Los padres de los niños asesinados en Godella, seguidores de los ‘Illuminati’

Acusados de matar a sus hijos a golpes, consumían drogas, recogían basura y protegían la casa de los demonios con cráneos de animales muertos
Los padres de los niños asesinados seguían a los 'Illuminati' y consumían setas alucinógenas | Antena 3

 

Antes de cometer el crimen, la presunta asesina de los dos niños de Godella (Valencia) se despidió de su madre: «Me voy con el Creador». Un mensaje que alertó a la abuela de los menores, Rachel de 5 meses y Amiel de 3 años y medio que solían estar a su cuidado, y por el que intentó ponerse en contacto con su hija. Sin embargo, sin éxito y se temió lo peor.

Una despedida que alertó a la abuela

A raíz de esto, y sabiendo los antecedentes psicológicos de los padres, acudió al juzgado para denunciar los hechos, según ha informado el periódico ‘Levante’. Esto ocurrió prácticamente a la vez que la Policía Local de Godella se presentaba en la casa okupada alertados por un vecino que había contado al 112 que había visto a un hombre perseguir a una mujer, semidesnudos. Encontrando los agentes únicamente al padre e iniciando la búsqueda de la madre y de los hijos de la pareja.

Una historia que ha terminado de la peor forma posible, pues la Guardia Civil finalmente logró encontrar sus cuerpos sin vida, enterrados en fosas diferentes y con indicios de haber sido golpeados, una vez la madre confesó dónde se encontraban los cadáveres, tras horas de interrogatorio y de angustiosa búsqueda. Por lo que María, de 27 años, y Gabriel, de 32, fueron detenidos como presuntos autores del doble homicidio, a la espera de que la autopsia revele las causas de la muerte de los dos pequeños.

Interior de la casa okupada en Godella | Antena 3

 

Una pareja con problemas mentales, seguidora de los ‘Illuminati’

Al parecer, la pareja aseguraba que seguían a los ‘Illuminati’, una sociedad secreta de origen alemán que data de 1776 que en los últimos tiempos ha ido ganando adeptos, y, además, consumían sustancias estupefacientes como porros e incluso setas alucinógenas. Incluso Gabriel, a quién han definido como una persona introvertida, se creería «chamán» y tendría comportamientos extraños.

Una amiga de María ha declarado a ‘Levante’ que el hombre «está muy mal de la cabeza» y que dejó de hablarle porque según él, la chica «tenía demonios dentro». Según detallan, Gabriel iba a recoger basura acompañado de sus hijos, un hecho que fue detectado por la Policía Local que alertó a los servicios sociales tres días antes del crimen –que solo comprobaron que «estaban en buenas condiciones» según la declaración del ayuntamiento de Godella–.

Por si no fuera poco, el padre de los dos niños asesinados solía buscar animales muertos. Y la última rareza del hombre es que había colocado en casa un cráneo porque «así les protegía de los demonios». Incluso en una de las paredes de la casa okupada, que claramente no cumplía las condiciones mínimas de salubridad, se puede leer «vais a morer todis», que puede equivaler a «vais a morir todos».

Mensaje perturbador en una de las fachadas de la casa okupada | EFE

 

Miedo a los extraterrestres y a los demonios

Según ha informado ‘Espejo Público’ de Antena 3, una vecina ha admitido que la pareja era «bastante rara» y que su hijo llegó a ver al padre con papel de aluminio en la cabeza porque temía a los extraterrestres

En este sentido, las primeras palabras de los padres de los niños asesinados fueron reveladoras. El hombre explicó a la Guardia Civil: «Ayer por la tarde María arrojó a uno de mis hijos a la fosa séptica y yo tuve que salvarle la vida. Cuando me desperté esta mañana y no los veíamos me ha dicho María: No te preocupes, los niños están en mi corazón».

Por su parte, cuando fue encontrada en posición fetal dentro del bidón y al ser preguntada por sus hijos, la madre afirmó: «Tengo miedo, porque Gabriel me ha pegado una paliza esta mañana y tengo mucho miedo y me estoy ocultando aquí. ¿Dónde están mis hijos?. Quiero ver a mis hijos, me da miedo que les haya pasado algo a mis hijos. Hay una secta que nos persigue y tengo un hijo que está poseído por el diablo».

Bidón donde se escondió la madre asesina de los dos niños de Godella | Antena 3