Un niño de 4 años cae por una alcantarilla con la tapa en mal estado en Alicante

Por suerte, la cabeza y los brazos quedaron fuera y pudo ser sacado sin que se precipitara para abajo
Tapa de alcantarilla de la ciudad de Alicante | Cedida

 

Los padres de Áxel respiran aliviados, pues finalmente todo quedó en un susto y no tuvieron que lamentar la misma suerte para su hijo que la tuvo el pequeño Julen. Y es que este niño de 4 años cayó este sábado por el hueco de una alcantarilla en Alicante. Milagrosamente, su cabeza y brazos quedaron fuera del agujero y solo sufrió una pequeñas magulladuras. 

Todo pasó sobre la una del mediodía en el acceso a la playa de Almadraba. Según explica su padre, David Lobelle, en el 'Levante-EMV', estaban cerca de una zona de juegos infantiles cuando el niño piso la tapa. Esta estaba fuera de la base unos cuatro centímetros, además de presentar una gran cantidad de óxido. 

La fortuna quiso que el niño quedara encajado y no cayera el metro y medio que le separaba del agua. Fue su propio padre, que caminaba seis metros detrás de él, quien pudo rescatarlo y comprobar que solo tenia pequeñas heridas en las axilas.

Eso pero no ha evitado que ha vivido «un susto tremendo. Han sido segundos hasta que lo he sacado del agujero, pero puedo asegurar que no se los deseo a nadie. Por un momento he pensado en el caso del niño de Málaga».

Posteriormente, avisó a la Policía Local que acordonó la zona. El ayuntamiento habría procedido ya al sellado del agujero. Pese a ello, David asegura que pendra acciones legales contra el consistorio.

Comentarios