ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Unos padres maltratan a su hijo por no aceptar su condición sexual, en Valencia

La Policía Nacional ha detenido a esta pareja como presuntos autores de un delito de malos tratos y un delito de odio
Un niño menor ha sido maltratado por sus padres por no aceptar su condición sexual, en Valencia | Cedida

 

La Policía Nacional ha detenido en Valencia a un hombre y una mujer de 37 y 35 años, respectivamente, padres de un menor de edad, como presuntos autores de un delito de malos tratos en el ámbito familiar agravado por conducta constitutiva de delito de odio, tras supuestamente pegarle e insultarle durante años al no aceptar su condición sexual.

La investigación arrancó a mediados de febrero al tener conocimiento la Policía de que el menor podría ser objeto de maltrato por sus padres por su condición sexual, informa la Jefatura Superior en un comunicado.

Malos tratos y odio contra su hijo

Al parecer, el joven había vivido con sus abuelos en su país de origen hasta que se mudó a España a vivir con sus padres. En algún momento de la convivencia lo vieron afeminado y comenzaron a pegarle e insultarle porque no aceptaban su condición sexual. Los padres incluso propusieron a su hijo que si cambiaba le dejarían más libertad y le llevarían a un médico para «curarse» de su orientación sexual.

Por todo ello, una vez comprobados los hechos, fueron arrestados como presuntos autores de un delito de malos tratos habituales en el ámbito familiar, agravado por conducta constitutiva de delito de odio. Los detenidos, ambos con antecedentes, han quedado en libertad tras pasar a disposición judicial, con una orden de alejamiento hacia su hijo. Por su parte, el menor ha quedado bajo la guarda y custodia de un familiar.

Una menor debe convivir con su padre que abusa de ella

Una niña menor de edad sufre pataletas y crisis de ansiedad cada vez que es obligada a convivir con su padre quien ha sido acusado de abusar sexualmente de ella y, además, fue condenado por violencia de género hacia la madre. Los tribunales de Zaragoza mantienen el régimen de visitas de padre e hija a pesar de que existen varios informes de profesionales que confirman los abusos y agresiones a la pequeña de ocho años, así como declaraciones ante la policía.