ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Juan, el joven que murió por una cornada en Alicante: «No había quién le parara»

En cuanto el toro lo soltó, el hombre salió por su propio pie de la plaza, pero murió en el hospital debido a la gravedad de la herida
Juan murió en el hospital al no superar la gravedad de una herida de 20 centímetros que le causó el asta de un toro en un gemelo | EFE (Javier Lizón)

 

Las fiestas de Pinoso, pueblo alicantino, empezaron este 1 de agosto, sin embargo la jornada terminó siendo trágica. Juan, un joven de Petrer, murió tras ser corneado por el primer toro de la tarde. La vaquilla le hizo una herida de veinte centímetros en un gemelo, aunque el joven salió de la plaza a pie, terminó muriendo en el Hospital de Elda debido a la gravedad de la herida.

Juan tenía un don para la alegría

Juan creció en Petrer, en el barrio de San Rafael, y fue al instituto La Canal, aunque no terminó sus estudios secundarios porque prefirió buscar trabajo y marcharse de casa de sus padres, aunque continuando en su pueblo. Uno de sus amigos ha explicado a ‘El Español’ que el joven «lo que quería es ganarse el pan de cada día con las manos». Así, encontró un trabajo en el sector textil donde estuvo dos años, hasta que terminó en el sector de la construcción, con un empleo que le permitía mantenerse estable.

Además, Juan era muy aficionado al motocross, al flamenco, especialmente de Camarón, y a los toros, por lo que siempre veía las carreras de Valentino Rossi y asistía a todas las fiestas de pueblo en las que hubiera vaquillas. Sin olvidar a su perro Akiles, con quien paseaba por el campo y pasaba su tiempo libre: «Era como su hijo», sigue contando su amigo quien, además, lo define con grandes palabras: «Tenía un don para la alegría, era muy salado» y «no había quién lo parara», añadiendo, «aunque, eso sí, tenía su carácter». Y también ha explicado que acababa de empezar una relación con una chica de una localidad cercana.

Por su parte, el Ayuntamiento de Pinoso decretó un día de luto oficial ante la muerte de Juan y se ha convocado un minuto de silencio. Además, el pueblo ha suspendido los actos taurinos de este viernes, así como otros  programados, pues las fiestas terminan el próximo 8 de agosto. Su alcalde, Lázaro Azorín, ha lamentado su pérdida, además de que el inicio de las fiestas «no habría podido ser más triste» y ha expresado que está «roto de dolor».