Un hombre denuncia que su hija de 12 años ha sido secuestrada por sus abuelos en Valencia

José Ángel Hernández, que tiene la custodia, afirma que no sabe nada de la niña desde el dia 26 de julio
José Ángel ha interpuesto dos denuncias ante Guardia Civil. | EspañaDiario

 

José Ángel Hernández ha vivido con una gran preocupación las últimas dos semanas, pues este es el tiempo que lleva sin saber absolutamente nada de su hija de 12 años. Este vecino de la Alfafar, en Valencia, denuncia que sus propios padres la tendrían oculta y secuestrada desde el pasado 26 de julio. 

Ese día, el padre de la menor, que tiene la custodia, decidió llevarla a ver a sus abuelos pese a que reconoce que no le gusta demasiado porque, según explica en el 'Levante-EMV-, «el único entretenimiento que tiene mi padre es ver porno en el ordenador». Dos días después se confirmaban las malas noticias. El día 28 iba a recogerla pero la niña no salió del domicilio. 

El abuelo de la pequeña habría expresado con rotundidad su deseo de retener a la niña: «mi padre me dijo, literalmente, que por sus huevos la niña no iba a salir de allí». Ese mismo día, denunció los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de la población. Allí solo le confirmaron que no podían entrar en la casa hasta que el juez emitiera una orden. Si intentaba entrar por la fuerza, confirmaba José Ángel, «todavía podía salir perjudicado yo».

Se quejan de la lentitud de la justicia

La situación se volvió aún más grave el 5 agosto. En un nuevo intento para recuperar a su hija, este padre valenciano se encontró con esta respuesta al dirigirse a la vivienda de sus progenitores: ni la niña ni sus pertenencias estaban ya en esa casa pero que «no me preocupara, que estaba bien»

La niña podría estar en casa de la hermana de José Ángel, con quién no tiene muy buena relación. Queda descartada la madre, natural de Colombia, pues se marchó hace cinco años y solo ha contactado para «reclamarme 18.000 euros que, según ella, le debo por quedarme con la niña».

En estos días, este padre ha presentado dos nuevas denuncias, el día 5 y el día a 7, y visita diariamente los juzgados para obtener una orden para acceder al domicilio. Protesta por la lentitud, ya que aunque es verano, no entiende «que, siendo este caso, no se den prisa». 

Ya se había producido un episodio similar

Eva, la pareja de José Ángel, relataba que no era la primera vez que los padres de su pareja intentaban quedarse llevarse a la niña. En una ocasión, durante el curso escolar, la abuela fue a recogerla a la salida del colegio con intención de que se fuera con ella. 

Finalmente pudo llegar a tiempo con el coche y llamar a la policía. La abuela insistía que «la niña se quedaba con ella sí o sí y no me la quería devolver». Los agentes tuvieron que llamar a José Ángel, al tener la custodia de la menor, que confirmó que se tenía que ir con Eva. Estos hechos le llevaron a presentar una queja ante el centro, ya que su madre no estaba autorizada para recoger a la niña, además de tener una orden de alejamiento.