ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

🚨 3r muerto por listeriosis en España: 1 hombre con cáncer terminal

«Mi hermano no murió de un infarto»: Investigan 13 muertes extrañas en Punta Cana

El FBI investiga las 13 muertes en extrañas circunstancias de este año en el país caribeño
Juanma Díaz Padilla murió en Punta Cana cuando no llevaba ni un día en el país | El Español

 

Juan Manuel Díaz Padilla tenía 40 años, y se fue de viaje a Punta Cana (República Dominicana) por amor. Quería volver con la mujer de su vida, Elisa Esther Mercedes, para casarse con ella en España. Se conocieron el verano de 2017, y desde entonces «estaba locamente enamorado, demasiado, diría yo», confiesa su hermano en declaraciones a 'El Español'. Pero su plan nunca se cumplió. Ni un día después de que Juanma llegase al hotel, su cuerpo fue encontrado flotando boca arriba en la piscina.

Su muerte se calificó de súbita, según el informe médico por una insuficiencia respiratoria debido aun infarto. Sin embargo, su familia no duerme tranquila desde ese día, cuando tuvieron que decir adiós para siempre a Juanma sin entender nada. «Son cosas muy raras. Él tenía el corazón de Indurain», confiesa el hermano. Pero la muerte de Juanma no es la única muerte extraña de Punta Cana de este año. Ya son 13 las personas que han fallecido en el país caribeño en confusas circunstancias.

🔴 ¿Te interesa esta noticia?  Haz click aquí para recibirlas gratis en tu móvil antes que nadie

A su familia nunca le hizo gracia la idea del matrimonio con Elisa Esther. La familia Díaz Padilla vive el pueblo valenciano de Albal, y eran cuatro hermanos. Juanma era pensionista y desde que empezó su relación virtual con la dominicana, le hacía una transferencia mensual de 600 euros (de los 1.500 euros de pensión que cobraba). Según su familia, «estaba tan ciego de amor que llegamos a pensar que había sufrido un hechizo de magia negra».

 

Juanma Díaz Padilla murió en Punta Cana cuando no llevaba ni un día en el país | El Español

 

El triste desenlace del valenciano fue el pasado 18 de agosto de 2018, cuando Juanma cogió un avión con destino a Punta Cana. Según 'El Español', llevaba 100 euros encima y fue directo al complejo hotelero de Playa Bávaro, donde durmió con su prometida. A la mañana siguiente, después de comer, Juanma decidió tomarse un ron con Coca-Cola y quedarse en la piscina del hotel, mientras su amada se iba a dormir a la habitación. Minutos después de tirarse a la piscina, Juanma moría de un infarto.

Las extrañas circunstancias de la muerte hacen que la familia no se crea la versión oficial de los hechos. Es por eso, que han denunciado lo ocurrido ante la Guardia Civil de Altafar, Valencia, y piden que se abra una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte de su familiar. Han pedido que se realice una segunda autopsia en España.

«No volvimos a saber nada de ella»

«Al poco de morir su pareja nos envió un mensaje a través de Facebook contándonos que le había pasado algo a mi hermano. La llamé y lo único que se escuchaban eran las sirenas de las ambulancias. Mi hermano no estaba enfermo del corazón. Estaba sano y no tomaba drogas. Es todo muy raro. Hay terceras personas en todo esto», cuenta Paco, su hermano, quien añade que «al tanatorio vinieron más de 500 personas. Entre ellas no estaba su prometida. No volvimos a saber nada de ella».

Ya son 13 las muertes en circunstancias extrañas en Punta Cana en menos de un año. Desde el Gobierno del país se ha ordenado una importante investigación para esclarecer los casos, a la que se ha sumado el FBI. Además, se están realizando controles de calidad en las bebidas acohólicas de las que disponen los minibares de los hoteles.