La Guardia Civil halla la supuesta arma del crimen de los hermanos de Godella

Los dos niños murieron a causa de los fuertes golpes en la cabeza producidos por un objeto cilíndrico que no les causó cortes
Zona donde se encontraron los cuerpos sin vida. | EFE.

 

Las investigaciones sobre el asesinato de los dos hermanos de 3 años y cinco meses siguen abiertas. Ahora, la Guardia Civil ha encontrado en las inmediaciones de la casa de Godella, Valencia, en la que residían y se encontraron muertos a dos niños el pasado jueves, un objeto contundente que podría ser el que se utilizó para golpear en la cabeza a ambos.

 

Según han confirmado fuentes de la investigación, el hallazgo de este objeto se ha producido en un pozo, que ha sido inspeccionado por agentes del grupo especializado en actividades subacuáticas (GEAS) en presencia de la policía judicial. Del pozo, los agentes han sacado un palo y también se han llevada una azada y otro palo de la parcela, según recoge Telecinco.

 

 

El crimen se cometió, supuestamente, horas antes del hallazgo de ambos cuerpos, que fueron enterrados de forma separada en las inmediaciones de la vivienda, y en ambos casos presentaban golpes en la cabeza. Los forenses han determinado que los dos pequeños murieron por dichos golpes que no les dejó cortes es por ello que los agentes buscan un objeto cilíndrico, el causante de los golpes sin cortes.

 

Los padres, acusados del asesinato de los dos menores se encuentran en prisión provisional  | Antena 3

 

La madre ha sufrido una crisis nerviosa

Los padres de ambos menores se encuentran en prisión provisional acusados de asesinato y la madre ha sido trasladada este miércoles a una celda individual tras sufrir una crisis nerviosa. Según informa el medio citado anteriormente, María quería estar sola por miedo a matar las dos presas de apoyo que la acompañaban.

 

La mujer habría salido corriendo intentando escapar de ellas mientras gritaba que quería ver a sus hijos. Antes de su ingreso en prisión, la madre fue sometida a análisis médicos para valorar si se encontraba en disposición de declarar ante el juez.

 

Por su parte, el padre de los dos niños, Gabriel, no habla de sus hijos y se muestra calmado ya que asegura que él no mató a los pequeños. Además, ha empezado a escribir para contar su vida en la cárcel. Los padres del acusado vendrán hasta Valencia para ayudarle en su defensa

Comentarios