TEMPORAL EN DIRECTO

❄️⛔️ ALERTA CARRETERAS: La A-6, cortada por la nieve

El día a día en prisión de los padres de los niños asesinados en Godella, Valencia

Los acusados no han mantenido ningún contacto entre ellos
Los padres de los menores asesinados no han mantenido contacto entre ellos | España Diario

 

Hace varios días que los padres de los dos niños asesinados por ellos mismos en Godella (Valencia) se encuentran encerrados en prisión. Durante el tiempo que ya llevan en la cárcel, a la espera de que se celebre su juicio, los acusados no han mantenido ningún contacto personal, pues están situados en diferentes módulos de enfermería. A pesar de ello, el padre de los niños, Gabriel Salvador C.A., ha escrito una carta a Gombau, su mujer.

No ha trascendido el contenido de dicha carta a los medios, pero tanto los nombres de ambos como la fecha figuran en el libro de registro de control de correspondencia. El correo que se envíen no podrá ser intervenido, a menos que los agentes sospechen que en el interior de las cartas encuentren algún objeto punzante o bien drogas.

Gabriel aprovecha la mayor parte del tiempo que pasa recluído en el módulo de enfermería para leer. No ha provocado ningún tipo de incidente grave, como sí lo ha provocado la madre de los niños en su módulo. Además, está muy atento al flujo de las noticias en los televisores y ha recibido la visita de un familiar.

Cabe recordar que tanto el padre como la madre de los menores se encuentran bajo el protocolo de prevención de suicidios.

Protocolo de prevención de suicidios

Durante sus primeras horas en la cárcel escribió la carta 'Palabras del sol y la luna' | Telecinco

 

Por otro lado, María Gombau, la madre de los menores, sigue siendo vigilada por dos reclusas las 24 horas del día, para evitar que lleve a cabo un posible intento de suicidio. Una de ellas duerme en una celda contigua a la de María, con la que la puede tener vigilada a través de un gran ventanal.

Las funcionarias, a su vez, tampoco pierden de vista a la detenida en sus salidas al patio u otras zonas comunes tras el incidente acaecido el día 17 de marzo. Se tiene constancia que durante el día 17 de marzo, María sufrió un brote psicótico, y reaccionó de manera violenta ante las funcionarias al no querer entrar en su celda.

Antes del incidente del día 17, María escribió varias frases en varios folios sobre aspectos como el bien o el mal, la misericordia y la compasión. Una de esas frases dice exactamente: «En el paraíso de uno mismo, al que todos podemos llegar, existe orden. Los primeros en entrar son aquellos que cometieron el pecado y se arrepintieron».

Tras gritar que quería hablar con sus hijos, María fue reconocida por un doctor en psiquiatría dentro de prisión.

Comentarios