ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detenidos una abuela, madre e hijo en Alicante por vender drogas a menores

Los tres miembros de la misma familia se dedicaban a distribuir marihuana, hachís y cocaína por la zona
Imagen de la detención de los tres familiares por la Guardia Civil | Guardia Civil

 

La Guardia Civil ha detenido en Alicante, en la localidad de Torrevieja, a tres miembros de una misma familia como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. Se trata de la abuela, de 61 años, la madre de 37 y el hijo de 16. Todos ellos se habrían dedicado a vender drogas, especialmente a menores de edad.

La abuela y la madre del menor han sido puestas a disposición judicial, a cargo del Juzgado de Instrucción nº 2 de Torrevieja, ambas permanecerán en prisión hasta el juicio. Por otra parte, el menor de 16 años ha quedado bajo la tutela de la Fiscalía de Menores de Alicante.

La investigación comenzó en abril en un instituto de la zona

Fue hace cuatro meses cuando la Guardia Civil comenzó a detectar que se estaban vendiendo drogas -marihuana, hachís y cocaína- entre los alumnos de un instituto de Torrevieja. Tras ello los agentes comenzaron una investigación junto a la Fiscalía de Menores de Alicante con la intención de destapar lo que estaba sucediendo.

Desde el primer momento el sospechoso de las ventas en el centro, a un círculo muy reducido de personas, fue el menor, por aquel entonces de 15 años. Poco más tarde el joven fue expulsado del instituto por motivos no relacionados con el tráfico de drogas, entonces extendió las ventas a otros jóvenes de la localidad.

El menor era utilizado por la madre y la abuela para vender la droga

Más tarde fue cuando la Guardia Civil se dio cuenta de que el sospechoso estaba siendo utilizado por su familia para vender la droga. La madre del chico se encargaba de comprar el producto, lo almacenaba y lo ocultaba en la casa, además, ella misma fijaba el precio de venta. Tras ello, daba todo el material a su hijo para que se encargara de venderlo, principalmente a menores.

Por lo general, este vendía las sustancias por encargo, desplazándose a los lugares donde quedaban para hacer el intercambio, tras mantener contacto vía teléfono o mensaje. Aunque hay que destacar que las ventas las hacían también en el domicilio familiar, que se convirtió en el centro de gestión.

La abuela del chico, quien también ha sido detenida, era consciente de todo lo que estaba sucediendo, incluso, según la Guardia Civil, en alguna ocasión ayudó a su nieto con alguna venta. Por todo ello los investigadores recabaron las pruebas necesarias para poder realizar un registro en la vivienda gracias al cual detuvieron a los tres acusados.

En la casa encontraron más de 160 gramos de marihuana en dosis, varios gramos de cocaína, dinero en efectivo y cinco teléfonos móviles con los que contactaban con los clientes.