Deja a sus hijas tres días encerradas solas y sin comida en una oficina de Alicante

La madre de las dos pequeñas alertó que se encontraban encerradas e incomunicadas
Las menores se encontraban encerradas en la oficina de su padre desde hace tres días | Cedida

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche, Alicante, al padre de dos menores a las que presuntamente dejó encerradas e incomunicadas durante tres días en una oficina de la localidad, según ha informado la Comisaría provincial de Alicante.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del pasado domingo cuando la madre de las dos niñas alertó de que sus hijas se encontraban encerradas e incomunicadas en una oficina En el lugar se personó una patrulla que se entrevistó con la madre, quien manifestó que una amiga había observado a sus hijas pidiendo auxilio a través de una ventana del inmueble.

Los agentes observaron en ese momento a las dos menores asomadas, gritando y pidiendo auxilio para salir de allí. Tras intentar sin éxito localizar al padre en repetidas ocasiones, los agentes accedieron al edificio de oficinas y a la planta donde estaban las menores.

El padre únicamente les llevaba un bocadillo a las niñas

Los policías apalancaron la puerta y liberaron a las niñas y comprobaron que el lugar no reunía las condiciones de habitabilidad, con las luces fundidas y sin baño, camas, habitaciones, cocina o las mínimas condiciones higiénicas.

Las niñas manifestaron haber estado encerradas desde el jueves por la noche y que su padre acudía únicamente a mediodía para llevarles un bocadillo y por las noches para pernoctar. Además tenían los teléfonos móviles sin batería, un hecho que aseguraron del que su padre era consciente.

Tras ser liberadas, las niñas fueron entregadas a su madre, y se inició la búsqueda del padre que concluyó ese mismo día con su detención, acusado de cometer presuntamente un delito de abandono de menores. La intervención fue llevada a cabo por agentes de la Comisaría de la Policía Nacional de Elche.