Un detenido por golpear en la cara a un hombre en la calle en Valencia

Le ha roto unas gafas valoradas en 400 euros
Un hombre ha roto las gafas de otro en la calle tras darle varios puñetazos en Valencia. | Policia Nacional

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 42 años como presunto autor de delitos de lesiones y de daños por golpear a otro hombre en el portal de su casa y causarle lesiones en la cara y la rotura de sus gafas de visión valoradas en unos 400 euros.

 

Los hechos se produjeron en la tarde del viernes cuando los policías en labores de prevención fueron alertados para acudir a una calle del distrito de Ruzafa donde, al parecer, un hombre había sido agredido en el portal de su casa, ha informado el cuerpo policial en un comunicado.

 

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes averiguaron que momentos antes un conocido de la víctima le había empujado al interior del portal y, sin media palabra, le había propinado varios puñetazos en la nariz y los ojos y le había roto las gafas. El ahora detenido, de origen polaco y con numerosos antecedentes, fue localizado en la Gran Vía Germanías y ha pasado a disposición judicial.

 

Heridos 4 policías que atendieron a una mujer maltratada en Valencia

Cuatro agentes de la Policía Nacional han resultado heridos atendiendo un presunto caso de violencia de género en la ciudad e Valencia, en hecho que ocurrieron este jueves a las 21.00 horas en la calle Profesor Ángel Lacalle. Los integrantes del Cuerpo fueron golpeados por un hombre y sus dos hijos cuando los efectivos tomaban nota de un maltrato a una mujer, pareja y madre de los agresores, una situación inesperada por los agentes.

 

La Policía conoció el caso conocieron el caso de una mujer que se estaba escondiendo en un bar, luego de haber sido maltratada en la cara por su marido y acudió para tomar nota del hecho. Al abordarla y tomar la declaración, se acercó un joven que quiso arrebatarle la libreta y empezó a insultar a la mujer, es decir a su madre. En ese instante apareció el padre del joven, pareja de la víctima.

 

Una serie de agresiones ocurrieron rápidamente hacia los policías: recibieron patadas, fueron tirados al suelo, recibieron puñetazos en la nariz y hasta mordiscos en la cara. Una situación sorprendente. Al final, el padre y los dos hijos fueron detenidos mientras que los agentes heridos fueron atendidos por sus heridas, uno de ellos, la mujer, fue trasladada a un centro hospitalario por la rotura de la nariz.