Cuatro menores condenados por agresión sexual sobre una compañera de IES en Alicante

Ocurrió en julio de 2018
Aprovecharon que se quedaron solos para llevarla a una zona apartada | España Diario

 

El Juzgado de Menores número 2 de Alicante ha condenado a penas que oscilan entre los dos y tres años de internamiento a cuatro menores que agredieron sexualmente a una compañera de instituto de 14 años en la comarca de la Marina Alta, en Alicante, a finales de julio de 2018, según la resolución que adelanta este martes Información.

Según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas, el juzgado ha considerado probado en su sentencia que los cuatro chicos aprovecharon que se quedaron solos con la menor, después de que una amiga se tuviera que ir a casa, para llevarla a una zona apartada del municipio de Pego y mientras uno vigilaba, los otros tres la violaron.

Además, uno de ellos que grabó las agresiones le solicitó 50 euros por las imágenes, pero al alegar la niña que no tenía dinero le fueron rebajando el precio hasta pedirle 15 euros.

Las penas

En la sentencia, que es recurrible, se impone una pena de tres años de internamiento para el cabecilla del grupo, así como dos años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 500 metros.

A los otros dos chicos acusados de agresión sexual, se les imponen dos años y medio de internamiento y al que vigiló y realizó tocamientos y ayudó a quitar la ropa a la menor, le condenan a dos años de internamiento. Además, deberán indemnizar con 12.000 euros a la víctima.

La abogada de la menor, Mónica Mas, en declaraciones a Europa Press, ha calificado de «muy suave» la condena y ha recordado que Fiscalía pedía cinco años para los tres principales acusados y cuatro para que el vigilaba mientras que en representación de la acusación particular ella solicitaba cinco años para los cuatro jóvenes, porque consideraba al vigilante un cooperador necesario. Además, pedía una indemnización de 100.000 euros.

Asimismo, ha explicado que la joven solo denunció en noviembre, cinco meses después, tras asistir en el instituto a una jornada de violencia de género. Allí dijo al profesorado que a ella le había ocurrido eso que se explicaba y se puso en marcha el protocolo. Al parecer, la joven, que perdió 18 kilos en esos meses, no dijo nada a sus padres porque mantenía una relación distante con ellos.

Según trascendió en su momento, la víctima formalizó la denuncia el pasado el 1 de marzo, lo que dio como resultado inicial la detención, cuatro días, de tres de los cuatro menores, supuestamente autores de los hechos. La investigación la llevó a cabo la Guardia Civil de Xàbia. El cuarto chico regresó de Francia, país al que se había marchado con sus padres por otros motivos meses antes, y se presentó voluntariamente ante Fiscalía de Menores. El juez acordó el internamiento de todos ellos en centros en régimen cerrado.