RESCATE JULEN

Se retrasa el descenso de los mineros por nuevas complicaciones

Fallece Alba Ojeda, la pequeña niña de Torrent que padecía parálisis cerebral

Alba ha recibido el apoyo y el sacrificio de muchísima gente a la que lo único que le empujaba era que la pequeña recibiera el tratamiento adecuado
La familia puede sentirse orgullosa de la pequeña que ha luchado sin parar hasta el final
La familia puede sentirse orgullosa de la pequeña que ha luchado sin parar hasta el final | España Diario

Alba Ojeda, la niña de Torrent que sufría parálisis cerebral, ha fallecido este jueves 13 de diciembre. Lo ha hecho en su casa y rodeada de los suyos. Alba luchó, junto con su familia, durante ocho años frente a la parálisis que contrajo en 2010.

Era su padre, Miguel, el que confirmaba la noticia. Al poco, las redes sociales respondían transmitiendo todo su cariño y su tristeza ante la noticia de un caso que, en particular, había sido muy importante para muchas personas. Las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo, de fuerza y de ánimo.


El día 9 de octubre de 2010 Alba sufrió una parada cardiorrespiratoria de aproximadamente 30 minutos en un ambulatorio. A raíz de ello, la pequeña sufrió grandes daños cerebrales que la dejaron prácticamente inmóvil, con espasticidad severa y dolores terribles. Tras ello, sus padres iniciaron una odisea judicial al denunciar una posible negligencia por parte de los sanitarios.

Esa cruzada judicial no está resuelta aún, pero lo que sí lograron mediante las redes sociales fue iniciar una movilización «de ir por casa», intentando que mejorara el día a día de la pequeña Alba.

Alba ha contado con el apoyo de muchísima gente

Las redes sociales se movieron en masa al conocer el caso de Alba. Estadísticamente, España es un país muy solidario en comparación a otros y, en esta ocasión, no defraudamos. El apoyo a la familia fue increíble. Muchas iniciativas solidarias se llevaron a cabo durante estos 8 años.


Se recogieron toneladas de tapones de plástico, se realizaron maratones y conciertos solidarios para recoger fondos, como también se vendieron camisetas con el lema: ‘Por ti late más fuerte mi corazón’. Todo el mundo que quiso pudo apoyar a Alba y muchísima gente así lo hizo.

Miles de personas pusieron el altavoz en el caso de Alba con el objetivo de que la pequeña pudiera ser tratada con los tratamientos que requería, ya no para poder curarla, sino para aliviar sus dolores y paliar su rigidez. Desde las redes sociales, pasando por muchos negocios, vecinos, asociaciones entre muchas otras personas han intentado poner su grano de arena para ayudar a Alba y su familia en los momentos mas duros en sus vidas.


A medida que las iniciativas se sucedían y el apoyo de la gente llegaba, Alba pudo realizar algún tratamiento, lo que le ayudó en mejorar su rigidez.

No obstante, sus constantes problemas respiratorios la mantuvieron siempre en situaciones complicadas. La pequeña no ha podido superar una bronquitis persistente y, tras estar luchando con una fortaleza digna de las más alta de las admiraciones, su padre, con toda la serenidad que se puede tener en esos momentos tan complicados comunicaba que: «se ha marchado luchando hasta el final».

 




Comentarios