ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Seis niños y una mujer afectados por la fuga de cloro de una piscina de Oliva, Valencia

Cinco de los pequeños fueron trasladados al centro sanitario de la localidad, mientras que una niña y la mujer fueron derivados al Hospital de Gandía
Imagen de archivo | Bomberos de Valencia

 

Siete personas, seis niños y una mujer, tuvieron que ser atendidos por las asistencias médicas tras registrarse una fuga de cloro en una piscina municipal de Oliva, en Valencia. El suceso fue avisado a los servicios de emergencias durante la tarde de este jueves, 4 de octubre

Fuentes consultadas del cuerpo de Bomberos del Consorcio Provincial de la región mediterránea y del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) han detallado que la alarma fue emitida a las 20.20 horas. A partir de ese momento, movilizaron a las autoridades correspondientes para evaluar la situación.

Hipercloración del agua de la piscina municipal

De inmediato, se trasladó hasta el lugar del incidente una ambulancia de Transporte No Asistencial y otra de Soporte Vital Básico que atendieron a todos los afectados. Sin embargo, todos ellos requirieron recibir atención médica especializada, por lo que fueron derivados a distintos centros.

De los seis niños, cinco fueron enviados a las instalaciones del servicio de salud de Oliva mediante el Transporte No Asistencial. Además, la ambulancia de Soporte Vital Básico trasladó a la niña restante y a la mujer hasta el Hospital de Gandia, donde recibieron un tratamiento más específico.

Los efectivos del cuerpo de Bomberos trasladados hasta el lugar de los hechos investigaron el origen del problema sucedido. Según las fuentes consultadas del Consorcio Provincial de Valencia, se considera que una hipercloración del agua de la piscina municipal, consecuencia de una fuga, fue el motivo del incidente.

La piscina cerrada de manera preventiva

Una vez controlada la situación, los agentes contra incendios procedieron a desalojar el pabellón de Oliva. Posteriormente, ventilaron el interior de las instalaciones, además de tomar diferentes medidas del agua para determinar el estado de la misma.

A pesar de que la situación está controlada, el Ayuntamiento de la localidad valenciana ha considerado, de manera preventiva, la necesidad de mantener cerradas las instalaciones en las que se encuentran la piscina municipal hasta que la fuga esté completamente reparada.

Una vez los trabajadores finalicen los servicios correspondientes, las autoridades volverán a realizar las pruebas correspondientes sobre el agua de la piscina, para garantizar la seguridad de los usuarios y confirmar que puede volver a ser utilizada de manera normal.