ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Pujan Koirala, el repartidor atropellado, llevaba poco tiempo en Barcelona

Se convocó otra manifestación para este lunes frente a la sede de 'Glovo'
El fallecido tenía 22 años y acababa de llegar a Barcelona cuatro meses atrás | España Diario

 

Pujan Koirala, el repartidor de la empresa ‘Glovo’ atropellado este pasado sábado, 25 de mayo por la noche en Barcelona, era de origen nepalés y llevaba en la ciudad tan solo unos cuatro meses.

Llevaba cuatro meses en Barcelona

En cuanto llegó a la ciudad, Pujan quiso ganarse la vida trabajando. Uno de los trabajos con más acceso es el de repartidor a domicilio, y así lo hizo. Utilizaba su bicicleta para llevar a cabo los pedidos que le demandaban. Empezó a trabajar por unos cuatro euros o menos por servicio, los cuales solían ser de comida para llevar a domicilios de la ciudad.

El fatal suceso sucedió el pasado sábado por la noche, cuando Pujan fue atropellado por un camión de basuras en la Gran Vía de Barcelona. En ese momento, la víctima se estaba dirigiendo a entregar un pedido.

La situación laboral de los repartidores no es sencilla. Tanto es así que muchos empleados de la empresa se han manifestado en las últimas horas en contra de las condiciones a las que están sometidos, entre ellos, Pujan también estaba condicionado por dichas medidas laborales.

 

Manifestación de los trabajadores por la muerte de un compañero | España Diario

 

Los trabajadores se quejan d que son «un colectivo abandonado». Su salario es totalmente dependiente de sus entregas, que no pueden dejar ni una por entregar. Nuria González, candidata al ayuntamiento de Barcelona por Actúa Barcelona, ha dicho que «intentan hacer muchas entregas, van deprisa y se la juegan». Se sabe que trabajan los siete días de la semana y que no tienen ningún tipo de salario mínimo, además, son multados muchas veces cuando aparcan en carga y descarga a la hora de realizar las entregas en los domicilios.

Protestas de compañeros

Como decíamos, prácticamente un centenar de personas se han manifestado este domingo por la tarde ante la sede de la compañía ‘Glovo’, en la calle Pallars de Barcelona. El motivo ha sido mostrar su rechazo por la precariedad laboral tras saber que un compañero ha fallecido al ser atropellado mientras trabajaba.

Los manifestantes, muchos de ellos empelados, han quemado varias bolsas de la compañía en acto de protesta y han cortado la calle. Los Mossos d’Esquadra hacían acto de presencia tras intentar acceder a las oficinas por la fuerza.

Con todo, los manifestantes han lanzado huevos contra la compañía. Uno de los asistentes ha sido detenido cuando trataba de entrar en las oficinas de la empresa. Han anunciado que este lunes, a las doce del mediodía, volverían a manifestarse.

Glovo condena el «ataque violento»

La respuesta de la compañía ha llegado tras anunciar que condenan el «ataque violento» contra su sede en Barcelona. Además, ha anunciado que «está colaborando estrechamente con las autoridades» para aclarar las causas de la muerte.