ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN VIERNES

Viernes con cielos inestables en el tercio sur, en el resto mucha calma

Un pitbull, perro de raza peligrosa, sin atar y sin bozal muerde a un niño de 7 años en Barcelona

El perro, además, no tenía seguro ni chip y el chico que lo paseaba, de 16 años, no contaba con la licencia municipal pertinente
El pitbull es considerado un perro de raza peligrosa por lo que siempre debe ir atado y con bozal   | cedida

 

El pasado domingo un pitbull, perro considerado de raza peligrosa, atacó a un niño de 7 años mordiéndole en varias partes del cuerpo cuando se encontraba en una zona de juegos infantiles en la zona de la Ciudad Meridiana de Barcelona. Los hechos sucedieron concretamente en la calle Pedraforca.

Al parecer, el animal no llevaba bozal ni chip, y tampoco estaba documentado, -como dicta la ley-. Hay que destacar también que quien lo llevaba era un joven de 16 años al que ahora se investigará por un presunto delito de lesiones con imprudencia grave.

El perro, sin atar y sin bozal, saltó la valla del parque

Según lo que ha explicado la madre del menor atacado, el animal, que no llevaba tampoco una correa, logró saltar la valla de la zona infantil en la que se encontraba el niño y llegar hasta el pequeño.

Tras ello, atacó varias veces al menor causándole heridas en el codo, en la zona de la axila y en el glúteo, después de morder al niño en varias ocasiones en esos lugares. Al menor se le tuvo que trasladar al Hospital de la Vall d’Hebron y allí se le pusieron varios puntos de sutura.

Hay que mencionar que, tras el incidente, la madre del joven de 16 años que paseaba al perro se personó en el parque donde sucedieron los hechos. La Guardia Urbana de Barcelona certificó que la familia no cumplía con la ordenanza de la ciudad que obliga a los perros considerados de raza peligrosa tengan seguro.

A esto hay que sumar que tampoco contaban con la licencia municipal que hay que tener para poder sacar el perro a pasear y que, como ya hemos dicho, el animal no llevaba microchip.

Delito de lesiones por imprudencia

Desde el Ayuntamiento se ha comunicado ya que se impondrá una sanción a la familia propietaria del perro por los diferentes incumplimientos de leyes. De hecho, en el momento del suceso, agentes de la Guardia Urbana llevaron al menor y a su madre a los juzgados y allí ya los multaron por no haber puesto el chip al perro.

Cabe mencionar, además, que el chico de 16 años que paseaba con el pitbull está siendo ya investigado por los hechos, al considerarse que puede haber cometido un delito de lesiones por imprudencia.