ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN

Chubascos en el noreste, en un sábado soleado

Muere un niño de un año atropellado en Terrasa, Barcelona

Los servicios de urgencias del Hospital Parc Taulí de Sabadell no pudieron evitar la tragedia
Imagen de archivo | SEM

 

Un niño de tan solo un año y medio murió atropellado en el barrio Can Tusell de Terrasa, Barcelona a primera hora de la tarde del pasado jueves, 4 de octubre. Los hechos sucedieron enfrente de la guardería donde permanecía el pequeño, en la calle Tramuntana.

Los padres de la criatura acababan de recogerlo del centro y se disponían a atarlo al cochecito de seguridad. Sin embargo, en un momento de despiste el niño bajó a la carretera y el vehículo que cruzaba en ese preciso momento no pudo evitar arrollarlo.

De inmediato, se desplazó hasta el lugar de los hechos una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas, que trasladó a la víctima al Hospital Parc Taulí de Sabadell, donde fue diagnosticado con heridas de carácter crítico. A pesar de la rápida intervención de los especialistas médicos, el niño falleció antes de las 14.00 horas.

 

Tres atropellos a menores en Terrasa en 2018

Lamentablemente, no es el primer evento de estas características en la localidad catalana de Tarrasa. En el mes de abril ocurrió un suceso de características similares, aunque en esa ocasión no se tuvo que lamentar una víctima mortal por el atropello.

Esa vez, un niño de 10 años fue arrollado por un vehículo mientras cruzaba la calle Doctor Aymerich i Gilabertó. Afortunadamente, la actuación inmediata de los servicios sanitarios y su trasladó al Hospital de Tarrasa sirvieron para evitar un trágico final.

Además, en el mes de febrero ya se vivió una experiencia similar, cuando un coche atropelló a un menor cuando salía del centro escolar Liceo Egada, en la carretera de Castellar del Vallès. El pequeño, que no sufrió heridas graves, fue arrollado cruzando un paso de peatones, por lo que se investigó al conductor.

 

Positivo en drogas

Cuando la Policía Municipal de la ciudad barcelonesa logró detener al responsable del atropello, procedió a aplicarse un test de drogas, el resultado del cual fue positivo. Por ese motivo, el conductor fue arrestado y puesto a disposición judicial por conducción temeraria, conducir bajo el efecto de las drogas y lesiones por imprudencia grave.

El informe incluía que el responsable del suceso circulaba con normalidad por la vía. Sin embargo, cuando vio un control policial, decidió cambiar de carril y circular en dirección contraria, atropellando a un menor que cruzaba la carretera por un paso de peatones.