Una mujer pierde a su bebé tras enviarla a casa el personal de urgencias en Lleida

La afectada espera el resultado de la autopsia para saber si hubo neligencia médica
La mujer acudió a urgencias debido a un grave dolor, pero le aseguraron que todo estaba bien | Cedida

 

Una madre embrazada de 40 semanas ha denunciado al Hospital Universitario Arnau de Vilanova, en Lleida, tras perder a su bebé. Según el diario ‘Segre’, la mujer acudió a urgencias porque no se encontraba bien, allí únicamente le controlaron la presión, ya que la tenía alta y la enviaron de vuelta para casa diciéndole que «todo estaba bien».

Una vez en su domicilio la mujer volvió a encontrarse mal y tenía fuertes dolores en la cintura. Después de lo sucedido se fue a la farmacia y allí comprobó su tensión, que volvía a estar muy alta. Tras volver al centro hospitalario los médicos solo pudieron confirmar que el bebé había muerto y no se podía hacer nada para salvar su vida.

La mujer espera el resultado de la autopsia

Acto seguido, la afectada se pasó horas en una habitación, a la espera de ponerse de parto para tener al bebé, ya sin vida. Ahora, espera la autopsia de su hijo para comprobar si pudo haber algún tipo de negligencia médica durante el proceso.  Si es así, la mujer ha advertido que llevará el caso a los tribunales.

Por su parte, fuentes del hospital han explicado que se podría tratar de una muerte repentina y, con relación a las horas de espera por el parto, aseguran que es el protocolo que hay que seguir para evitar una cesárea.