La madre del bebé lanzado al río Besós de Barcelona tiene 13 años

La joven dio a luz en un hotel, a escondidas de familiares y amigos
La madre del menor lanzado al río Besós tiene solo 13 años | Cedida

 

Hasta el momento solo había trascendido información sobre el joven de 16 años que confesó el asesinato de su bebé recién nacido, tirándolo después al río Besós, situado en la provincia de Barcelona. Ahora, ha salido a la luz que la madre es una joven de 13 años que dio a luz al niño el pasado lunes en una habitación de hotel que la pareja había reservado expresamente, según 'El Periódico'.

🔴 ¿Te interesa esta noticia?  Haz click aquí para recibirlas gratis en tu móvil antes que nadie

La pareja de adolescentes habría escondido el embrazo a sus familiares y una vez nacido el pequeño, según declaran en 'la Sexta', acordaron descaerse de él. El padre del pequeño lo metió en una maleta, ya muerto, y se lo llevó al río Besós para deshacerse del cuerpo. Una vez allí, decidió hacer un hoyo en el suelo para enterrarlo, pero después que varias personas que estaban por la zona preguntaran al joven de 16 años que hacia, finalmente decidió meterse en el rio con el recién nacido y dejarlo dentro del agua.

Mossos d'Esquadra, los Bomberos y la Guardia Civil han retomado hoy los trabajos de búsqueda | Cedida

 

Continua la búsqueda para encontrar el cuerpo

Después de un día entero buscando el cuerpo, los Mossos d'Esquadra, los Bomberos de la Generalitat y de Barcelona, han retomado hoy a las 08.30 los trabajos de búsqueda para encontrar al pequeño. Los efectivos rastrean un perímetro de 800 metros des de donde se encontró la maleta hasta la desembocadura del mar.

Unidades subacuáticas y caninas buscan en las zonas de cañas del río y en el delta del Besós, trabajan embarcaciones de Salvamento Marítimo y submarinistas de la Guardia Civil. Además des de el aire, también buscan con helicópteros de la policía catalana.

Por lo que hace al joven de 16 años, como medida cautelar, se ha decretado su internamiento en régimen cerrado y se ha acordado, según la ley, seis meses de internamiento que pueden ser prorrogables a tres meses más. Actualmente y de manera provisional, la Fiscalía considera los hechos como asesinato.