Judith, la española de 23 estafada con miles de euros por ser clienta de CaixaBank

Se hicieron pasar por técnicos de Microsoft
Los estafadores intentan que la estafa resulte lo más creíble posible | Cedida

Han estafado a Judith, una joven de 23 años natural de Calella (Barcelona), miles de euros mediante una usurpación de identidad virtual, gracias a la cual pudieron acceder a sus cuentas y realizar movimientos bancarios con total impunidad.

Judith recibió un día un correo electrónico. En dicho correo electrónico le pedían sus datos personales con el objetivo de verificar la licencia de Microsoft, la cual le había caducado. Fue a través de ese correo que los estafadores lograron el acceso a sus cuentas.

El medio ‘Calella.com’ ha informado que, poco después, Judith recibía una llamada desde Inglaterra. Le dijeron que llamaban de parte de la empresa Microsoft y le recordaban que había pagado la cuota anual del producto ofimático. De hecho, para que no sospechara nada, le relataron los datos que había dado ella anteriormente en el correo.

Los estafadores avanzaron al siguiente paso: acceder al ordenador de Judith. Lo hicieron mediante una segunda llamada, en la que le decían que su ordenador había sufrido un virus y que para subsanar la situación debían acceder a su ordenador de manera remota.

La joven accedió, pero lo que estaba pasando realmente es que los estafadores estaban rastreando su ordenador para copiar sus archivos y documentos. Resultó que entre los archivos que almacenaba en el ordenador, la joven tenía escaneada la tarjeta de códigos de su entidad bancaria, CaixaBank.

 

Ha terminando denunciando a la entidad bancaria | Cedida

Transferencia, crédito y seguro de vida a cargo de Judith

Fue el 27 de septiembre, una vez los estafadores han accedido a la línea abierta de la joven, realizaron una transferencia de 110 euros. Además, pidieron un crédito por valor de 6.400 euros y un seguro de vida con un coste de 108 euros vinculados al crédito.

La joven no sabe nada de lo que está pasando con su cuenta, hasta que recibe en casa una carta en la que está el contrato de formalización del crédito pedido. Al ver esto, se dirige inmediatamente a su oficina para saber de qué se trataba la carta.

Su gestor le comunica que no podían hacer nada y que pensara en las personas a las que les ha dado sus claves de acceso a su cuenta. Al final de la entrevista con su gestor, Judith tan solo ha podido recuperar los 108 euros del seguro de vida.

Denuncia a CaixaBank

Como desde su banco no podían hacer nada para arreglar el estado de su cuenta, se dirigió a los Mossos d’Esquadra para formular una denuncia. El caso pasó a fiscalía, pero no pudieron investigarlo a causa de que se trata de un conflicto entre dos particulares: el banco y ella.

Así pues, Judith se ha puesto en manos de un abogado y ha denunciado a la entidad bancaria, pues piensa que tendrían que haberla informado antes de formalizar el crédito, comprobando la autenticidad de su persona a través de algún canal, por ejemplo el teléfono móvil.

La joven ha sido estafa por un total de 10.500 euros, de los cuales 6.510 euros provienen del crédito y la transferencia que hicieron los estafadores. Además, debe pagar una mensualidad de 250 euros durante los próximos tres años y medio de otro crédito.

Comentarios
Valle
Tanta tecnología y tonterías que nos hacen hacer los bancos para ser robados más fácilmente. Ya veremos los abuelos que les pasa cuando sus pensiones no se las den dinero en mano y la mayoría no sabe como usar el cajero. Da miedo ver el mañana que nos espera
Mercedes
Los bancos tienen que ser cautelosos a la hora de hacer créditos que no sea personales.