El joven que lanzó a su bebé al río Besós de Barcelona asegura que lo perseguían para matarlo

El chico y su pareja llevaron el embarazo en secreto, y tuvieron al bebé en un hotel
El padre del bebé explicó en un bar cercano al lugar de los hechos que lo perseguían para matarlo | Cedida

 

Sigue la búsqueda, hasta el momento infructuosa, del bebé que fue tirado por su padre, un joven de 16 años, al río Besós en Sant Adrià, Barcelona. Según las últimas informaciones, el joven fue al bar La Catalana, situado muy cerca del río, el martes 24 de setiembre, día de los hechos. El chico estaba empapado y le pidió al camarero si podía cargar el móvil, ya que necesitaba realizar una llamada urgente.

Según explico el propietario del bar, el joven le preguntó si podía quedarse en el bar, ya que le perseguían para matarlo. Tal y como relató 'El Español', el chico estaba visiblemente nervoso, caminaba de un lado al otro del local y explico al propietario que le habían atracado, le habían robado la maleta y lo perseguían para acabar con su vida.

Poco después, pasadas las 6 de la tarde, aparecieron los padres del menor, y se lo llevaron sin mediar palabra. Seguidamente padre e hijo se dirigieron a la comisaria de los Mossos d'Esquadra del barrio de La Mina, donde él confesó haber matado a su hijo recién nacido y tirado su cuerpo al río.

 

El chico trasladó el cuerpo del bebé en una maleta y lo tiró al río | Bombers

 

El cuerpo iba dentro de una maleta

Según las declaraciones, el primer impulso del joven era enterrar al bebé, ya muerto, en la ribera del río, pero al empezar a cavar hubo gente que se acercó a preguntarle que hacia, momento en que el joven decidió tirar el cuerpo, que llevaba dentro de una maleta, al río. Poco después fue hasta el bar La Catalana, donde aparecieron sus padres para llevarlo a comisaria.

Un embrazó en secreto

El presunto culpable tenia una relación con una joven, juntos mantuvieron el embrazo del pequeño en secreto, tal y como informa 'El Periódico'. Ninguno de los familiares más cercanos a la pareja sabia que la joven estaba en cinta y el lunes 23 de setiembre el bebé nació en una habitación de hotel, que la pareja había reservado para el parto. Además, según las declaraciones, el niño era «no deseado».

Al conocer los hechos, los Mossos trasladaron a la madre del bebé al hospital, para que recibiera atención sanitaria. Por lo que hace al joven, el magistrado de guardia de Menores, acordó el internamiento cautelar en régimen cerrado para el chico, que fue detenido el mismo martes después de confesar los hechos.