Jil Love, la activista que se desnuda para pedir la libertad de los independentistas

Esta joven de Tarragona ha protagonizado otras acciones artísticas de protesta contra los toros, Trump o Coca-Cola
Jil Love durante la manifestación del pasado sábado | Twitter @_Jil_Love

Ha sido una de las imágenes más comentadas de las últimas manifestaciones independentistas que se han llevado a cabo en Barcelona: una joven desnuda cubierta solo con fotos de los presos y con falsas heridas maquilladas. La activista detrás de esta original forma de protestar es Jil Love. Es así como se hace llamar Jordina Salabert, una joven de Tarragona que se define a ella misma como «artivist». 

Y es que su objetivo es denunciar a través de este tipo de expresiones artísticas diferentes causas que considera injustas a nivel mundial. En esta ocasión, explica ella misma en sus redes, ha vuelto a Cataluña des de Los Ángeles para «llamar la atención internacionalmente de las injusticias que mis hermanos y hermanas catalanes sufren diariamente por manos de una ocupación opresora por parte del Estado Español que se cree el amo total».   

Primeras apariciones en España

Hace unos años ya se hizo conocida por sumar su «artivismo» a las movilizaciones del 15-M. Su particular protestas fue rezar desnuda en la madrileña plaza de Neptuno. En los años siguientes, también se la pudo ver desnuda con una mordaza en la boca durante la concentración de Rodea el Congreso o para mostrar su rechazo a la ley que se lleva ese nombre. Además se la ha podido ver desnuda pintada de rojo, en la habitual protesta llevada a cabo por los colectivos antitaurinos. 

Otras protestas sonadas

Pero sus acciones no se limitan a nuestro país. No ha dudado en condenar la violación de derechos humanos en Palestina, los feminicidios en México o condenar a Coca-cola que según ella «mata a los insectos, el maíz y el esperma. Genera violencia, enfermedades y adicción». 

Residente durante un tiempo en Estados Unidos no ha dudado en atacar tanto al actual presidente Donald Trump como a su predecesor, Barack Obama. Pero es sin duda su imagen sentada en un váter en la estrella del Paseo de la Fama de Hollywood del primero la que se ha hecho realmente icónica. 

Jil Love en un váter sobre la estrella de Donal Trump | Web de Jil Love