Ingresado un bebé presuntamente maltratado por sus padres en Tarragona (Cataluña)

Los Mossos d'Esquadra han detenido a los padres del bebé de un mes que ha sido ingresado en la UCI neonatal del Hospital Joan XXIII con signos de agresión en el cuerpo
Un bebé de un mes ha sido ingresado en la UCI del Hospital Joan XXIII de Tarragona con signos de maltrato | Cedida

Un bebé de un mes, ingresado en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) neonatal del Hospital Joan XII de Tarragona. El pequeño tuvo que ser ingresado este miércoles 13 de febrero con evidentes signos de maltrato, por su cuerpo tiene una serie de manchas y marcas. Veinticuatro horas más tarde, fuentes del centro hospitalario han confirmado a 'TarragonaDigital' que el bebé continúa ingresado en estado grave. 

Los Mossos d'Esquadra detienen a los padres

Este jueves por la tarde, los Mossos d'Esquadra han detenido a los padres del bebé de un mes que sigue ingresado en la UCI del Hospital Joan XXIII como presuntos autores de un delito de lesiones y violencia física habitual en el ámbito del hogar

Según han informado desde la policía catalana, los progenitores del bebé son un hombre y una mujer de 21 y 22 años, respectivamente, de nacionalidad española y vecinos del municipio tarraconense de Montblanc. Actualmente los detenidos se encuentran en la comisaría y los Mossos d'Esquadra continúan investigando este caso para determinar el origen de las heridas del bebé.

La DGAIA ha asumido la tutela del bebé de un mes | EspañaDiario

 

La DGAIA ha asumido la tutela del bebé

Paralelamente, una vez se tuvo constancia del ingreso del bebé, desde el hospital alertaron a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat quienes han asumido la tutela del bebé tras haberse abierto un expediente de desamparo al bebé. Además, desde el Departamento de Asuntos Sociales también han iniciado los trámites como acusación particular en la causa judicial en defensa de los derechos del niño.

Sin embargo, fuentes de la familia del bebé han desmentido a 'TarragonaDigital' las acusaciones de maltrato, quienes han explicado que, antes de que se procediera con las detenciones, «los padres estaban muy afectados». Según su versión, los causantes de las marcas y de las manchas en la piel serían unos hongos que el menor presentaba también en la boca y por lo que lo habrían llevado a urgencias.

«El niño entró a Juan XXIII sin ningún hematoma, de forma que es imposible que existiera un posible maltrato previo», ha explicado la familia. Además, la reacción habría empezado a aparecer en el hospital y han añadido que «el hermano grande del bebé –hijo de diferente madre– también presentó la misma reacción a los hongos anteriormente, siendo una cuestión genética».  

Comentarios