URGENTE

🏥⚫ Al menos 6 muertos tras un tiroteo en un hospital de la República Checa

ATENCIÓN

✈️❓ Desaparece un avión de la Fuerza Aérea de Chile con 38 personas a bordo

La Dra. Abad, asesinada a sangre fría por su marido Manuel en Terrassa (Barcelona)

El hombre apuñaló a la víctima hasta que se le rompió el cuchillo y, posteriormente, la degolló con unas tijeras
Manuel asesinó a su mujer en el domicilio familiar | Cedida

 

La dra. Eva Abad era una buena doctora. Era una mujer con personalidad, extrovertida con su círculo cercano y muy agradable. Pero en cuanto salía de las dependencias médicas en las que trabajaba, se volvía reacia, cerrada y solía caminar con la cabeza bajada. Ahora se ha sabido que este cambio de actitud se debía a los celos de su marido.

El hombre, un abogado que no ejercía, según los vecinos era un hombre estirado, arrogante y al cual le habían visto tratar con violencia a su hija por la calle. Manuel Pérez Sucarrats tiene 50 años y era el marido de la víctima.

El asesinato

No se conoce el motivo por el cual asesinó a su mujer pero sí se sabe cómo lo hizo. Manuel mató a su mujer el 24 de julio, en su vivienda, y lo hizo apuñalándola con un cuchillo de grandes dimensiones. La apuñaló de tal manera que el mango se rompió. Lejos de terminar en ese momento, buscó por los cajones unas tijeras, con las que degolló a Eva.

Poco después se dirigió a la comisaría de la Policía Nacional, en la cual solo se hacen carnés de identidad y pasaportes. Allí esperó hasta que fue su turno y les explicó a los agentes que le atendían qe quería interponer una denuncia porque había matado a su mujer. «Si se dirigen al número 2 de la calle Portal Nou, en el 4º 1ª encontrarán el cuerpo de mi mujer. Aquí tienen las llaves».

Ante esta confesión, una patrulla se dirigió hasta la dirección y comprobaron la veracidad de sus palabras. La tranquilidad con la que contó su confesión dejó a los agentes muy sorprendidos.

 

Se celebró un minuto de silencio en el Ayuntamiento de la localidad | Cedida

 

Indicios

A pesar de que no existe ninguna denuncia por malos tratos sobre Manuel, los vecinos han explicado que les escuchaban discutir e insultos por parte de Manuel hacia Eva. Las agresiones sobre su mujer habrían aumentado en los últimos días, pues sus dos hijos de 12 y 14 años no se encontraban viviendo en la casa, sino que estaban en casa de sus abuelos.

Han explicado que hace dos semanas Manuel estuvo casi una hora gritándole a la doctora, y que tan solo hace una semana se escuchaban los gritos que él le propinaba a ella.