Primer despido en España tras una baja médica después de que el Constitucional lo avalase

Atento ha despedido a una trabajadora por realizar diversas bajas intermitentes de forma consecutiva
Atento ha sido la primera empresa del estado en realizar un despido por bajas intermitentes justificadas | Cedida

Atento ha formalizado el primer despido en Lleida por bajas intermitentes justificadas tras hacerse pública a finales de octubre la sentencia del Tribunal Constitucional que avala la extinción de un contrato laboral por causas objetivas si hay faltas de asistencia justificadas aunque sean intermitentes.

UGT de Cataluña ha informado en un comunicado que la dirección de Atento ha despedido a la presidenta del comité de empresa de su centro en Lleida y representante de la UGT de Cataluña «haciendo uso del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores que justifica el despido objetivo de un trabajador que falte el 20% o más de días laborables en su centro de trabajo de forma justificada durante dos meses».

La UGT denuncia el caso

El sindicato recuerda que la sentencia del 16 de octubre del Tribunal Constitucional ha desestimado la cuestión de inconstitucionalidad interpuesta contra un apartado del artículo 52. «Consideramos que esta sentencia avala el despido por faltar reiteradamente al puesto de trabajo, aunque exista una causa justificada, y que es inadmisible para los derechos constitucionales de los trabajadores», señala UGT.

El sindicato señala que Atento Lleida utiliza «esta inaceptable causa de despido para prescindir de una representante de los trabajadores que desde hace meses denuncia la deriva de los derechos laborales que están sufriendo las más de 200 trabajadores y trabajadores del centro de Lleida».

La vicesecretaria general y coordinadora de sectores de la UGT-FeSMC de les Terres de Lleida, Margarita Pascual, ha explicado este jueves que la plantilla de Atento se concentrará este viernes en la puerta del centro de trabajo de Lleida en protesta por el despido de la trabajadora.