ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Desalojan un Decathlon de Barcelona por amenaza de bomba

Se ha tenido que cortar la circulación de tráfico en todas las vías próximas
Imagen de archivo de una tienda de Decathlon | cedida

 

 

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Local de Terrassa, en Barcelona, desalojaron la noche del sábado, 10 de noviembre, un establecimiento de la cadena Decathlon tras una posible amenaza de bomba. 

Tras recibir un aviso de bomba, varias dotaciones de ambos cuerpos policiales se desplazaron hasta el establecimiento, ubicada el centro comercial y de ocio Parc Vallès

 

La Policía confirma una falsa alarma en el Decathlon de Terrassa

Una vez en el lugar de los hechos, los agentes de policía desplazados procedieron con el desalojo preventivo del local, así como el párquing adjunto, quedando todas las instalaciones acordonadas. 

Una vez asegurada la zona, los agentes de policía registraron las instalaciones y las inmediaciones del local, confirmando que se había tratado de una falsa alarma de bomba.

«Amenaza de bomba en el Decathlon de Terrassa. Estan desalojando a la gente y han cortado las calles de los alrededores». 

 

Un grupo de los Mossos d'Esquadra especializado en el rastreo de materiales explosivos, así como una patrulla canina, estuvieron buscando posibles artefactos explosivos en la zona. Como medida de prevención, toda la avenida que da acceso al Decathlon de Terrassa tuvo que ser cortada completamente al tráfico de vehículos.

Tras el registro de la zona y la confirmación que se trataba de una falsa alarma, los cuerpos policiales trasladados a la zona dieron por finalizado el dispositivo, según ha informado el medio 'Diari de Terrassa" , devolviendo la normalidad a la zona. 

Acto seguido, los cordones policiales fueron levantados y los trabajadores de Decathlon pudieron volver a acceder al interior del establecimiento.

 

Segunda amenaza de bomba de la semana en Barcelona

Este episodio de amenaza de bomba es el segundo que se produce en la provincia de Barcelona en los últimos días, después de que el pasado miércoles, 7 de noviembre, la estación de Sants de Barcelona tuviera que ser desalojada y acordonada por una nueva amenaza. 

En esa ocasión, los vigilantes de seguridad de la estación detectaron a través de los escáneres un objeto de corte similar al de una granada de mano, por lo que rápidamente se alertó a los Mossos d'Esquadra y se activó el protocolo por posible amenaza de bomba. 

La circulación de trenes quedó completamente parada en la estación, se evacuaron dos tres de las vías 3 y 4 de la citada estación y se desalojó a todas las personas que estaban allí. 

Como la supuesta granada se encontró en la maleta de una mujer que había salido de Barcelona, en AVE, en dirección a Madrid, pocos minutos después se procedió también al cierre preventivo de la estación de Atocha, para localizar a la dueña de la maleta, que había quedado grabada por las cámaras en Barcelona. 

Cuando se localizó a la viajera en Atocha se pudo confirmar que el objeto, similar a una granada, que fue encontrado en la maleta era en realidad la hebilla de un cinturón. Así, se reabrió el tráfico ferroviario en ambas estaciones y se pudo recuperar la normalidad con el paso de los minutos.