Muere tras ser embestido por un conductor de 22 años, bebido y drogado, en el Maresme, Barcelona

Pese a que el responsable ha tratado de huir, ha sido localizado y detenido poco más tarde
El joven detenido ha admitido ser el responsable del atropello | EspañaDiario

Un joven de 22 años que conducía bajo los efectos del alcohol y las drogas provocó, la pasada madrugada, la muerte de un hombre de 52 años en la localidad catalana de Palafolls, en el Maresme, Barcelona.

Los hechos han sucedido cuando el chico, que al parecer volvía de fiesta, embistió a la víctima, que circulaba en bicicleta eléctrica por la carretera B-682. Tras cometer el atropello, el autor de los hechos ha huido del lugar y hasta el sitio se han desplazado ambulancias del SEM, además de agentes de la Policía Local, una vez que fueron alertados.

Poco más tarde, el conductor pudo ser interceptado tras el aviso de algunos ciudadanos que sospechaban de un coche que circulaba más lento de lo normal y con los retrovisores rotos. El chico presentaba signos claros que estar bebido, finalmente, no solo ha dado positivo en alcohol, sino también en drogas, concretamente en cocaína y anfetaminas.

El joven, que ha confesado el atropello y ha explicado que volvía de fiesta, ha sido detenido por un delito de homicidio imprudente, omisión de socorro y otro delito contra la seguridad vial.