César, el policía nacional que disparó a su novia por la espalda y después intentó suicidarse, Olot (Gerona)

El policía no tenía antecedentes sobre este tipo de delitos
El autor del asesinato habría disparado por la espalda a la víctima | España Diario

 

Este pasado Sábado Santo, 20 de abril, la central de los Mossos d’Esquadra de Olot recibía un aviso de emergencia por parte de una menor de catorce años advirtiendo que su madre estaba tendida en el sofá del comedor de la vivienda y que no respondía. La mujer tendida, que había recibido un balazo presuntamente por la espalda hacía varias horas, no pudo ser reanimada. El autor, un policía nacional destinado en Camprodon (Gerona), se había disparado para intentar suicidarse, pero no lo logró.

La hija de Irene López encontró a su madre tendida en el sofá y llamó a las asistencias. Por su madre no se pudo hacer nada, pero en el inmueble había otra persona gravemente herida, la responsable del asesinato de la víctima y que no había logrado su objetivo de quitarse la vida. Fue hospitalizado y, tras unas investigaciones, detenido.

La víctima

La víctima era una mujer de 44 años natural de Andalucía. Llevaba casi veinte años viviendo en la calle Virgen de la Guía del barrio de San Cristóbal y Mas Bernat, en Olot (Gerona) y era trabajadora social especializada en la gente mayor.

Irene estaba integrada en el barrio y era conocida. Se sabía que había sufrido un divorcio y que tenía dos hijos con su ex marido. No se conocían altercados ni situaciones que puedan llevar a sospecha por parte de Irene. Desde hacía un tiempo había conocido a un hombre nuevo y estaba ilusionada con esa relación según contaba una vecina. El chico era César Vega, policía nacional destinado en Camprodon cuya función era hacer DNIs, expediendo permisos de armas o pasaportes.

El asesinato

La noche en la que fallece Irene, ella y César habían quedado en el piso de Irene, cuya hija no estaba. Por lo que se ha podido conocer de la investigación, habían estado bebiendo y, en un momento determinado, César acaba disparando por la espalda a Irene, la cual cae desplomada sobre el sofá y fallece inmediatamente. Tras este suceso, César decide suicidarse y se dispara a sí mismo pero falla. Las asistencias se lo acabarán llevando a un centro médico, en el que será tratado hasta que salga de peligro y sea detenido.

Irene es la víctima número 17 de este 2019 por violencia de género en nuestro país. Si comparamos esta estadística con la del año anterior, vemos que en 2019 han fallecido 6 mujeres más por este tipo de delitos que el año 2018. En enero fallecieron seis mujeres, en febrero tres, cuatro en marzo y van cuatro mujeres asesinadas por