Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Informes contradictorios sobre la muerte del bebé en un hospital de Barcelona

Así lo asegura la familia de la niña, mientras que el centro sanitario afirma que solo entregó a los padres un informe médico
Los padres de uno de los bebés fallecidos en el Vall d'Hebron de Barcelona tienen informes contradictorios | España Diario

 

A finales de este mes de abril dos bebés han fallecido en la UCI del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, concretamente tras sufrir una infección bacteriana que afectó a otros ocho bebés prematuros, que presuntamente no se encuentran en situación de riesgo debido a su mayor peso y condiciones.

Fuentes cercanas a la familia de uno de los dos bebés que perdieron la vida han asegurado, según ha adelantado ‘Crónica Global’ que los padres de la niña tienen dos informes médicos que ofrecen distintas causas de la muerte. Mientras que por parte del hospital afirman que se entrega un informe médico tras el fallecimiento de un paciente si la familia lo pide, además de un historial médico si también se desea.

La bebé sufrió septicemia y fallo multiorgánico

La pequeña falleció el 24 de abril por una infección intestinal que había derivado de contraer la bacteria ‘Klebsiella pneumoniae’, muy resistente a los antibióticos. Su situación empeoró y finalmente perdió la vida tras sufrir septicemia y fallo multiorgánico. La sepsis consiste en una inflamación generalizada cuando ciertas sustancias químicas se liberan en la sangre para combatir una infección, desencadenando en el fallo de uno o más órganos en los casos más graves.

Desde el Hospital Vall d'Hebron han explicado que solo se entrega un informe médico si los familiares lo piden | España Diario
 

 

El ex presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social, Jesús García, ha comentado sobre este caso: «En episodios como el descrito, con la muerte de dos pequeños, lo crucial es mantener la higiene en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Se hace mediante estrictos procedimientos que, salvo sorpresa, se cumplen».

Además, el doctor ha recordado que los bebés neonatos tienen un sistema inmunológico que «está escasamente desarrollado», es decir que pueden contraer fácilmente la bacteria. Sin embargo, en raras ocasiones se desarrolla una infección «gástrica o respiratoria», pero «a estas edades tan tempranas, cada paciente reacciona diferente al tratamiento precoz».

Ocho bebés afectados por la bacteria

Desde el Hospital Vall d’Hebron han admitido que otros ocho bebés más presentan la bacteria ‘Klebsiella pneumoniae’, aunque afirman que no supone una situación de riesgo porque en estos casos tienen mayor peso y otras condiciones de salud que los dos que sí fallecieron. Aun y así, los médicos han aislado a los bebés afectados, cerrando el box de la UCI neonatal en el que murieron y restringiendo el uso de material hospitalario.

Por su parte, la Asociación ‘El defensor del Paciente’ ha criticado que los bebés no fueran separados en el momento en el que se detectó que portaban la bacteria y ha pedido a la Fiscalía de Barcelona que investigue el hospital por «falta de asepsia», aunque la gerencia del centro sanitario ha explicado que la unidad de críticos poseen filtros continuos y controles de limpieza.

Comentarios