ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Aitor, presunto asesino de Janet, limpió concienzudamente de pruebas su domicilio

Los investigadores intentan desentrañar el montaje sobre la geolocalización de sus terminales móviles
Se han encontrado restos de Janet en el piso de Aitor | Cedida

 

Aitor, principal sospechoso de la muerte de Janet Jumillas, sigue encarcelado y sin querer declarar sobre el caso por el que se le encierra. Este caso tiene muchas similitudes con otro de los casos más mediáticos de la historia de nuestro país, el caso de Marta del Castillo. Las similitudes son claras, no aparece el cadáver de la desaparecida, el sospechoso se niega a hablar y no colabora.

Por lo que se sabe de Aitor, no tenía mucha relación con las personas de su localidad, de hecho llevaba viviendo en Cornellà poco tiempo. Catalán de nacimiento, tiene 33 años y un hijo con una ex pareja, ahora tiene pareja y sus ingresos dependían de vender droga —marihuana—. Los antecedentes que tiene son por este tipo de delitos, no por malos tratos o agresiones.

Aitor-Janet

La relación que tenían Aitor y Janet no es conocida. No eran pareja ni mantenían una relación sentimental a espaldas de nadie. Los investigadores trazaron un perímetro de aproximadamente 700 metros del cual el epicentro era el vehículo de Janet, aparcado en Cornellà.

Fue el 13 de marzo cuando se le pierde la pista a Janet. Se cumplen dos meses desde que la mujer desapareciese de manera absolutamente repentina. Una situación anormal para una madre de dos hijas pequeñas, una de las cuales tenía cita en el médico el mismo día de su desaparición. Los investigadores sospechan que Aitor logró que Janet subiera a su domicilio, ya que es el último lugar en el que se han encontrado restos biológicos de la desaparecida.

Los teléfonos de Aitor

Aitor, principal sospechoso por la desaparición de Janet, en el momento de su detención | ACN

 

A todo ello, el detenido no ha querido declarar a pesar de que ha dicho que Janet era amiga suya y que en ningún caso le deseaba mal. No concuerda que, con estas declaraciones, la policía haya descubierto restos biológicos de Janet en su piso y que intentaran limpiar el piso, hasta en tres ocasiones, concienzudamente con lejía. Además, tras muchos esfuerzos, la policía ha determinado que Aitor ha elaborado un juego con los teléfonos, para despistar con la geolocalización.

Así, la policía se centra en el geoposicionamiento. Dadas sus investigaciones, concluyen que Aitor se cambió el terminal durante los primeros días de la desaparición de Janet y que habría dejado el teléfono en diferentes sitios para intentar despistar a los investigadores sobre su localización.

Además e Aitor, también fue detenido Cristian K, otro joven amigo de Aitor. Los investigdores creen que habría desempeñado un rol determinado en la desaparición de Janet, aunque tan solo en actividades de limpieza de pruebas, por lo que fue puesto en libertad.

El entorno de la desaparecida afirma que siempre sospechó de Aitor, pero que ahora lo único que quieren es que diga la verdad, sea cual sea.