ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Investigan presuntos abusos de un niño de 10 años a otro de 5 en Lérida

Los hechos habrían tenido lugar el pasado mes de octubre en una escuela de la ciudad
Un niño de cinco años ha sufrido abusos presuntamente por otro de diez años en una escuela de Lérida | guiainfantil.com

 

Los Servicios Territoriales de Educación de la provincia de Lérida han encargado un informe para saber si un niño de 10 años abusó de otro de cinco en el colegio Sant Jaume de la capital de la comarca catalana del Segrià, según ha informado a Europa Press este martes 19 de marzo la Conselleria de Educación de la Generalitat de Cataluña.

Un niño de 10 años abusó sexualmente de otro de 5

Los padres de la víctima explican que descubrieron lo que había ocurrido en el pasado mes de octubre del año 2018 y que su hijo les explicó que había sufrido abusos por parte de un compañero de colegio más grande que él, según publica este martes el diario 'Segre'.

La familia del niño de cinco años ha contado al diario que, según explicó el menor, un compañero mayor de la escuela, de diez años, le empujó contra la pared, le bajó los pantalones y le practicó sexo oral y que los abusos fueron interrumpidos al verse sorprendidos por una alumna.

La víctima ha tenido que cambiar de escuela

Los padres de la víctima procedieron a denunciar los hechos ante los Mossos d’Esquadra y, por su parte, la Conselleria de Educación ha pedido que se investigue el caso para recopilar todos los datos de los hechos. Sin embargo, la Fiscalía lo ha remitido a Asuntos Sociales pues el presunto agresor es menor de 14 años y, por lo tanto, es inimputable y ha tenido que archivar la causa penal.

Otra de las medidas demandadas por los padres del menor fue pedir al centro escolar la expulsión del presunto agresor. Sin embargo la escuela se negó a ello, por lo que han denunciado también que, debido a su negativa, han tenido que cambiar a su hijo de colegio.

Algo que, según ha explicado la madre, el niño «estuvo seis meses llorando y suplicando que lo cambiara de colegio». Mientras tanto, el menor está en tratamiento psicológico en manos del Centro de Salud Mental Infantil y Juvenil de la ciudad,  pues su comportamiento habitual se ha visto afectado por los abusos.