ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Policía Nacional y Local de Valladolid evitan que una niña de 15 años se suicide

La menor iba a tirarse por una ventana cuando la policía irrumpió en el domicilio y logró evitar que se arrojara
Agente de la Policía Nacional  | Europa Press

 

Agentes de la Policía Nacional en colaboración con la Policía Local han conseguido realizar una gran hazaña evitando que una menor de tan solo 15 años se suicidara en Valladolid. La niña tenía la intención de arrojarse por la ventana de su casa cuando la policía intervino para pararla, según información oficial proporcionada por fuentes de los cuerpos de seguridad.

Los hechos sucedieron el lunes, aunque se han conocido este miércoles. Al parecer, la Policía Nacional fue alertada de que una menor pretendía tirarse por una ventana, por lo que, de forma inmediata, se envió a varios policías al lugar de los hechos. Una vez allí pudieron comprobar como la niña seguía todavía en la ventana porque su hermana la estaba sujetando por las piernas para evitar que se lanzara.

Un agente rompió la puerta y consiguieron meter a la niña en la casa

Los policías desplazados hasta el lugar subieron hasta el piso en el que estaban las dos chicas, pero una vez allí encontraron la puerta cerrada. Sin embargo, ante los gritos desesperados de la hermana de la joven que iba a tirarse y frente a las dificultades para abrir la puerta, uno de los policías nacionales rompió la cerradura para poder entrar y evitar el suicidio.

Con una bombona de oxigeno que llevaban consigo los servicios sanitarios, el agente dio un golpe a la puerta rompiendo la cerradura, así consiguió llegar hasta la chica antes de que acabara arrojándose por la ventana. La joven tenia solo la mitad de las piernas, hasta la rodilla, dentro de la casa, el resto del cuerpo estaba suspendido. Su única sujeción era su hermana, que la estaba agarrando.

Fue entonces cuando un policía cogió a la chica fuertemente mientras el resto de agentes que estaban en el lugar hicieron una cadena para tirar de ellos y evitar que cayeran, de esta forma, finalmente, consiguieron meter a la chica en la casa. Tras ello la joven fue trasladada a un hospital por los servicios sanitarios. Además, el agente que abrió la puerta se lesionó la mano en la intervención.