ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

Muere una niña de 5 años en el comedor de un colegio de Palma de Mallorca

ÚLTIMA HORA

Al menos 8 heridos tras una explosión en el centro de Lyon (Francia)

Un total de 14 detenidos por presunta estafa y organización criminal tras registrar varios tanatorios de Valladolid

Todo empezó cuando la empresa denunció a un extrabajador por chantaje
Imagen de los agentes de la Policía Nacional en su investigación a la empresa funeraria | EFE

 

La Policía Nacional ha detenido a 14 personas por un presunto delito de estafa y de organización criminal en el marco de la operación 'Ignis' y que ha llevado hoy a registrar varios tanatorios pertenecientes al Grupo El Salvador en Valladolid.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León han confirmado que la operación está en marcha y que la investigación se inició en 2017. En la mañana de este jueves, un amplio dispositivo policial se ha personado en varios tanatorios de la empresa 'El Salvador' en la capital vallisoletana y en otros municipios, como Santovenia de Pisuerga, así como en las oficinas del grupo en el centro de la ciudad.

El Juzgado ha decretado secreto de actuaciones, por lo que la información oficial no se aportará hasta que concluya la fase de investigación sobre el terreno. Por el momento, no se ha precisado la cifra de detenidos con motivo de esta operación.

En la imagen, varios efectivos de la Policía Nacional a las puertas del tanatorio de El Salvador, en Valladolid | Imagen de: EFE

 

Según ha informado eldiario.es, los investigadores sospechan que empleados de la funeraria sacaban los cadáveres de las cajas antes de la cremación y los metían en otros de baja calidad, al tiempo que reutilizaban las coronas de flores.

Se trata de una investigación por estafa que podría alcanzar un valor de varios millones de euros. Los registros se estarían practicando en varias oficinas de la Funeraria El Salvador.

Los registros acaban con 14 detenidos

La Policía Nacional ha detenido a 14 personas por un presunto delito de estafa y de organización criminal en el marco de la operación 'Ignis'. Entre los detenidos, según han apuntado fuentes cercanas a la investigación, se encuentra el propietario que a última hora de la noche permanece en los calabozos de la Comisaría de Delicias.

En el dispositivo han participado más de sesenta funcionarios pertenecientes, además de a la Policía Nacional, al Área Regional de Vigilancia Aduanera de Valladolid de la AEAT, según informa la Delegación del Gobierno a través de un comunicado. 

La empresa culpa a un extrabajador

La propia empresa, a través de un comunicado, ha responsabilizado de dichas «prácticas irregulares» a un extrabajador que habría estado extorsionando a la empresa.

En el año 2017, la mercantil asegura haber sufrido por parte de un exempleado aludido un chantaje económico consistente en la reclamación de diversas cantidades económicas a cambio de no revelar determinadas «prácticas irregulares que él, supuestamente, habría cometido».

En la imagen, un efectivo de la Policía Nacional sale del tanatorio El Salvador, en Valladolid | EFE

 

«Ante la grave acusación e irrealidad de los hechos objeto de chantaje», Grupo El Salvador presentó denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policial por un posible delito de extorsión, incoándose diligencias previas ante el Juzgado de Instrucción, con posterior juicio ante el Juzgado de lo Penal, que condenó al denunciado, jubilado de la empresa en febrero 2015, como autor de un delito de extorsión a la pena de un año de prisión.

La sentencia, siempre según advierte la mercantil funeraria, indicaba textualmente que el acusado chantajeó a la empresa con el objetivo de que fuera mejorada su pensión de jubilación, y sin que en la citada sentencia se determinara actuación irregular alguna por parte de la empresa.

Sin embargo, la presente operación policial se basa en determinadas pruebas, documental y fotográfica, que el extrabajador habría acumulado durante años y que habría presentado sobre las supuestas prácticas ilícitas de empleados de la funeraria investigada.