Pilar Baeza no renuncia a las elecciones municipales de Ávila por Podemos

El resto de grupos políticos critican que se avale a una persona condenada por asesinato
Pilar Baeza anuncia que no renuncia a las elecciones municipales | Lasexta

 

Pilar Baeza, candidata de Podemos a las elecciones municipales de Ávila, no dimite ni se aparta de la carrera electoral pese a que el medio ‘El Español’ publicase que Baeza fue condenada a 30 años de prisión por asesinato.

Dicha decisión ha sido anunciada en rueda de prensa, tras varios días en los que la candidata no tomara parte en las informaciones que salían.

«Hace mucho tiempo cumplí con la justicia en todos y cada uno de sus términos, y digo todos, habiendo cerrado ese capítulo de mi vida sin ninguna deuda con la sociedad, capítulo que ahora se pretende utilizar, probablemente con fines políticos, de revanchismo y en un evidente afán de desacreditarme», ha dicho Baeza ante los medios de comunicación.

Ha explicado que «la joven ingenua y sin experiencia» que hace 34 años era «nada tiene que ver» con la persona que es hoy. Así, defiende que «habiendo dado sobradas cuentas de mi integridad y lucha contra las situaciones que yo considero injustas a lo largo de los años con una trayectoria personal sin reproche alguno».

Pilar Baeza representará al partido liderado por Pablo Iglesias | España Diario

 

«Yo no acepto chantajes, ni me vendo, pues no es la primera vez que se me intenta callar utilizando mi pasado como amenaza», ha dicho Baeza. «Toda esta trama forma parte de la mafia que hay en la política», afirmaba.

Cabe destacar que Baeza no ha respondido a las preguntas de los periodistas en relación al crimen del cual fue acusada. Una de las preguntas que más han pronunciado es sobre si ella estuvo almorzando con los padres de López a sabiendas de que había muerto.

Prisión por asesinato

En 1985, Baeza fue violada por el amigo de su novio, Manuel López. Tras contarle lo sucedido a su pareja, Manuel García, éste junto a un tercer amigo, Juan Carlos Torres, planearon el asesinato de López.

Un mes después lo llevaron a un descampado, donde se acabó de fraguar el crimen de asesinato. En diciembre de 1985, Manuel López era hallado en un pozo y en avanzado estado de descomposición.

En el juicio, Baeza terminó condenada a 30 años de prisión, pues les había proporcionado el arma a los asesinos de López, consciente de lo que iba a suceder.