ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Muere un motorista en un accidente en Valladolid

La víctima colisionó contra un taxi en la calle Francisco Mendizábal
Imagen de una ambulancia de Emergencias Sanitarias - Sacyl | cedida

 

Un motorista de 38 años ha muerto esta madrugada en un accidente de tráfico en la calle Francisco Mendizábal de Valladolid. Según ha informado la Policía Local, los hechos se han producido sobre la 1.30 horas cuando el fallecido ha colisionado contra un taxi Seat Altea que circulaba por el carril derecho de la avenida de Salamanca en dirección al centro de la ciudad.

 

Tras recibir el aviso, la sala de operaciones 112 alertó a la Policía Local de Valladolid y a Emergencias Sanitarias de Sacyl, que envió una UVI móvil. Sin embargo, el personal sanitario desplazado hasta el lugar no pudo hacer nada para salvarle la vida pese a intentar reanimarle durante media hora, certificando su muerto sobre las 2.00 horas de la madrugada.

 

Herido un motorista en otro accidente en Valladolid

El pasado lunes, 22 de octubre, otro motorista, un hombre de 77 años, resultó herido tras choca contra una furgoneta en la capital vallisoletana. Los hechos tuvieron lugar sobre las 11.00 horas de la mañana en el cruce entre la avenida de Santander y el Paseo del Cauce, según informó el Servicio de Emergencias 112.

 

Una patrulla de la Policía Local de Valladolid i una ambulancia del 112 acudieron hasta el lugar de los hechos. El servicio médico atendió al herido en el lugar y posteriormente lo trasladaron hasta el Hospital Río Ortega.

 

Evitan que una niña de 15 años se suicide en Valladolid

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local, han evitado que una menor de tan solo 15 años se suicidara en Valladolid. Los hechos se produjeron el lunes, cuando las fuerzas de seguridad fueron alertadas de que una chica tenía la intención de arrojarse por la ventana.

 

Cuando llegaron al lugar, la menor todavía estaba en la ventana porqué su hermana le estaba sujetando por las piernas para que no se lanzara. Ante los gritos desesperados de la hermana, un agente rompió la cerradura de la puerta de casa para poder entrar y evitar el suicidio de la niña, que apenas tenía la mitad de las piernas dentro de la casa y el resto del cuerpo suspendido, únicamente sujeta por el agarre de su hermana.

 

Al entrar en el piso, uno de los agentes cogió a la chica fuertemente mientras el resto de agentes hacían una cadena para tirar de ellos y que no cayeran al vacío, logrando poder volver a meter a la menor en casa. Tras ello, la joven fue trasladada a un hospital por los servicios sanitarios.