El hospital de Segovia se olvidó de una mujer que murió de cáncer dos años después de su última visita

Nunca se le realizó ningún seguimiento para ser tratada con continuidad, además, los médicos la consideraban muy pelma y pesada
Gracias a una oncóloga, se ha podido demostrar la negligencia por parte del servicio médico. | DiarioEspaña.com

 

Se le encontró un bulto en el pecho a una mujer a la que posteriormente, para eliminar posibilidades, se le efectuó un TAC. Dicha prueba sugería que ese bulto era cáncer, con lo que se le realizó una broncoscopia, la cual resultó negativa y a partir de ahí no le volvieron a dar ninguna cita más para hacer un seguimiento o la realización de más pruebas. Con lo que la paciente, de 69 años, entendió que no tenía nada grave.

Dos años y medio más tarde, se personó en el médico con náuseas, fiebre y diarrea. Se le encontró un tumor maligno de 3.8 centímetros. Dicho tumor le generó metástasis en varios de sus órganos, además, se certifica que el núcleo del cáncer se encuentra en el lugar en el que se le localizó el tumor dos años y media atrás.

Con 69 años, la paciente falleció meses más tarde de la última prueba. Los hechos se dieron entre los años 2011 y 2014, en el Hospital General de Segovia. Hoy el Servicio de Salud de Castilla y León indemniza a la familia de la fallecida con 59.523 euros.

Es lo que le ocurrió a una mujer, ama de casa, cuya identidad se guarda por respeto a los deseos de la familia. La negligencia que ha sufrido la víctima, según el centro, ha sido «un error administrativo».

 

«Los médicos decían que era muy pelma»

«Encima, como la pobre tenía el colon irritable y esputos de sangre, durante esos dos años los médicos decían que era una pesada, que era muy pelma... Y fíjate, realmente tenía un cáncer creciendo dentro de ella, y no se pudo tratar porque no se le dio opción» argumentan sus familiares.

 

En el Hospital no le dieron importancia a un caso que resultó mortal para la paciente. | Servicio de Salud del CYL

 

En 2011 la paciente fue sometida a un TAC en el hospital, el cual reprodujo la imagen de un tumor en el pecho. A través de una broncoscopia, realizada dos meses después del TAC, se pudo ver que aquel tumor no era maligno.

Cuando se le comentó el resultado de las pruebas, nadie la citó para nada más. El hospital no le hizo ningún caso más a la paciente, se olvidó de ella. Una oncóloga les admitió el error producido por el hospital, pero ya era demasiado tarde.

«Puso por escrito que había sucedido un claro error administrativo al no citar a mi madre, y el Hospital ya no tuvo defensa. Gracias a una buena profesional se ha sabido la verdad. Lo contamos ahora para que estas cosas no sucedan, es una impotencia enorme cuando pierdes así a un ser querido», espetaba la familia.

 

Nunca se le citó para realizar un seguimiento

La paciente que acabó falleciendo nunca supo que el resultado de su prueba de TAC había dado algún resultado compatible con la enfermedad que acabó con su vida. Desde el hospital nunca se la citó: «Se desconoce por qué la paciente no instó por su parte una revisión, pero no le corresponde pechar con las consecuencias» admitió el Servicio de Salud de Castilla y León.

 

La paciente nunca supo que sus pruebas dieron un resultado compatible con el cáncer. | España Diario

 

Durante los años en los que la mujer empezó a notar las dolencias, según la familia, relataba que: «No me llaman, no me llaman, mira que es raro que no me digan nada…». Según sigue relatando su familia «En 2008 ya había tenido el pálpito de que podía tener cáncer y le habían hecho muchas pruebas, descartándolo. Y fíjate, al final, mira lo que le pasó».

En el mes de marzo del año 2014, tras ir a Atención Primaria con diarreas, cansancio, náuseas y febrícula, se le encontró un adenocarcinoma de pulmón. En ese momento ya no hay posibilidad de salvarse. El cáncer se había expandido por todo su cuerpo. En diciembre de 2014, la mujer fallece.

La familia de la víctima ha sido asistida durante el proceso de la reclamación por el letrado Carlos Sardinero, en colaboración con la Asociación del Defensor del Paciente de Carmen Flores.

Comentarios