El difícil rescate de la Guardia Civil al senderista fallecido en la Sierra de Gredos (Ávila)

El rescate no pudo efectuarse con helicóptero debido a las pésimas condiciones climatológicas
Imagen de los agentes del GREIM y del EREIM durante la operación | Guardia Civil

Durante la noche de ayer, 5 de noviembre, fue rescatado el cadáver de un montañista desaparecido el pasado 3 de noviembre por miembros de la COS (Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil. El aviso llegaba desde el 112, cuya alerta advertía sobre un senderista que no había regresado a su vehículo, estacionado en la Plataforma de Gredos (Ávila).

Se puso en marcha el Protocolo de Actuación y el Grupo de Rescate y Montaña de la Guardia Civil empezó las operaciones para la búsqueda y localización del senderista. Las condiciones climatológicas no dejaron actuar al helicóptero que también se iba a utilizar.

Los agentes localizaron al senderista tras 12 horas de búsqueda en unas condiciones muy adversas. Tuvieron que soportar lluvia, viento, niebla y nieve, además de las pocas seguridades que ofrecía el terreno en el que se estaba trabajando. Finalmente, localizaron a un cuerpo que tenía muchas similitudes con el senderista que andaban buscando.

Al localizalro, a las 13.35 horas, se puso en marcha el Protocolo Judicial. Tras comprobar que las condiciones climatológicas continuaban negando la actuación del helicóptero, cinco agentes del GREIM (Grupo Rescate e Intervención en Montaña) y otro del EREIM se dirigieron hasta la zona del hallazgo para efectuar el rescate.

Ocho horas de búsqueda

Ocho horas después, los seis agentes trasladaban el cadáver hasta la Plataforma de Gredos, lugar en el que el coche del fallecido se encontraba aparcado y en el que esperaban los familiares para determinar la identificación del fallecido, que fue reconocido por ellos.

Así, el cuerpo fue trasladado al Centro de Salud de Navarredonda de Gredos, donde fue certificado su fallecimiento y desde donde fue trasladado, posteriormente, al Instituto Anatómico Forense de Ávila, donde se le practicará la autopsia que determine las causas de la muerte.