ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Detenido por arrancarle parte de la nariz a un joven en Salamanca

Los agentes han logrado localizar, identificar y detener al presunto autor, que ha reconocido su autoría al ser arrestado
Imagen de archivo de la Policia Nacional | Europa press

 

Agentes de La Policía Nacional han detenido en Salamanca a un hombre de 23 años por arrancarle a un joven parte de su nariz de un mordisco en el transcurso de una discusión en una plaza de la capital salmantina.

Tras recibir varias llamadas, los efectivos policiales acudieron de madrugada al lugar donde se produjo la agresión observando cómo un joven, al que le faltaba parte de la nariz, sangraba abundantemente tras ser mordido, presuntamente, por otro joven.

Tras ser atendido de las lesiones, el joven fue trasladado a un centro hospitalario por los servicios sanitarios a los que los agentes entregaron el trozo de nariz arrancado que habían localizado en el suelo.

Posteriormente, los agentes han logrado localizar, identificar y detener al presunto autor, que ha reconocido su autoría al ser arrestado, manifestando que había sido por la ira generada durante una discusión.

Detenido por masturbarse ante un grupo de menores en Burgos

Un hombre de 52 años, con iniciales R.G.C.G., ha sido detenido por la Policía Local de Burgos tras ser sorprendido exhibiéndose y masturbándose en plena calle delante de un grupo de menores, según ha informado el Gabinete Municipal de Comunicación a través de un comunicado recogido por Europa Press.

Los hechos se produjeron minutos antes de las 17.00 horas del pasado viernes, 8 de marzo, cuando una llamada alertaba a los agentes de la presencia de un hombre en la calle San Isidro, que se encontraba exhibiéndose desnudo y masturbándose delante de un grupo de niños que había en la zona.

Al presentarse en la citada calle, los agentes observaron la escena y el ahora detenido, al percatarse de su presencia, emprendió la huída de forma rápida a la vez que trataba de vestirse, mientras los policías le reclamaban que se detuviese.