Detenido en Burgos tras cometer acoso sexual continuado sobre la cuidadora de su madre

Además, detenido un joven por acosar a una compañera de su centro escolar
La denunciante, de 56 años, argumentó que el acoso por parte del hijo de la mujer a la que cuidaba comenzó desde el primer día | España Diario

 

Un hombre de 53 años ha sido detenido en Burgos como presunto autor de un delito de acoso sexual sobre la mujer que ejercía como cuidadora de su madre de avanzada edad, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

J.M.R.A ha sido detenido después de que la víctima, una mujer de 56 años, denunciara la situación en el puesto de Las Merindades. Como ha relatado la denunciante, a principios de enero fue contratada como empleada de hogar y como cuidadora de una mujer de avanzada edad.

Así, como ha relatado, desde el primer día el hijo de la señora a la que cuidaba empezó a insinuarse, acosándola con solicitudes de favores sexuales e incluso realizando tocamientos en su espalda no consentidos por la mujer.

Detenido un joven por acosar a una compañera de su centro escolar en Miranda de Ebro

La Policía Nacional ha detenido en Miranda de Ebro (Burgos) a un joven como presunto autor de un delito contra la libertad de las personas por acosar a una compañera de su mismo centro educativo, a la que coaccionaba, hostigaba y seguía porque estaba interesado en ella, según han informado fuentes del Instituto Armado. 

La Comisaría de Miranda de Ebro inició las investigaciones y comprobó que desde principios del presente curso escolar la víctima recibía preguntas de forma «insistente y reiterada» por parte del presunto autor respecto a sus hábitos, horarios, rutinas o aficiones.

Una conducta «obsesiva» del chico

Asimismo, este utilizaba cualquier pretexto para intentar un acercamiento y coincidir con la joven, quien desde un primer momento le había dejado claro que no tenía ningún tipo de interés hacia él más allá de una relación de amigos.

Sin embargo, el presunto autor de los hechos persistió en una conducta «obsesiva» para intentar contactar y quedar con la joven a través de redes sociales o en el mismo centro escolar, así como llegó incluso a acudir a los lugares que la joven frecuentaba, lo que provocó que ésta modificase su rutina, temiese por su integridad física y sufriese ansiedad y nerviosismo, según ha explicado la Policía.