Alejandro, conductor del accidente mortal de Salamanca, da positivo en alcohol y drogas

El chico conducía el coche de cinco plazas siniestrado con seis jóvenes en su interior, cuatro de ellos fallecidos en el accidente
Imagen del coche de los jóvenes después del accidente | EFE

 

Alejandro, el hombre de 29 años que conducía el coche en el que murieron cuatro jóvenes de la localidad salmantina de Galisancho ha dado positivo en los análisis de consumo de alcohol y drogas, en concreto de cocaína y anfetaminas, han avanzado a Efe fuentes de la investigación.

Las fuentes han confirmado además que el conductor había perdido todos los puntos del carné de conducir y lo recuperó el pasado mes de abril.

El joven conducía bebido y drogado

Las pruebas a las que ha sido sometido han arrojado resultados positivos en consumo de cocaína y anfetaminas, además de 0,52 miligramos de alcohol en litro de aire respirado en la primera medición, que se quedó en 0,41 en la segunda.

Las mismas fuentes han apuntado que el hombre, que resultó herido grave y que será investigado por cuatro homicidios por imprudencia y por lesiones, tiene antecedentes penales por tráfico de estupefacientes.

El conductor, como otro de los ocupantes del turismo, se recupera de las heridas en el hospital Virgen de la Vega, en tanto que la Guardia Civil prosigue la investigación del siniestro en el que murieron una chica y tres chicos de entre 17 y 20 años.

El accidente se produjo sobre las 7.30 horas del domingo, cuando los jóvenes (seis en un turismo de cinco plazas) volvían a su pueblo, Alba de Tormes, pero el coche se salió de la vía a la altura de Galisancho en la carretera DSA-130.

La Guardia Civil ya adelantó ayer que investigaría por homicidio imprudente y lesiones al conductor, que en el pasado perdió todos los puntos del carné y lo recuperó el pasado mes de abril.

Familiares y amigos dan el último adiós a las víctimas

Cientos de personas se han reunido en el pabellón de Alba de Tormes para despedir a los chicos | EFE

 

La localidad salmantina de Alba de Tormes ha despedido este lunes conmocionada a los cuatro jóvenes. Cientos de personas han abarrotado el pabellón municipal para asistir al funeral en el que se han vivido duras escenas de dolor y consternación por las cuatro víctimas mortales del accidente ocurrido en la cercana población de Galisancho.

«Lo fundamental es acompañar a las familias y a los amigos», ha declarado a su llegada a Alba de Tormes la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, quien ha calificado de «tragedia indescriptible la pérdida de la vida de cuatro jóvenes».

Ha querido «compartir el dolor y la consternación absoluta» con la localidad que está «viviendo un momento durísimo» y ha insistido en «hacer un llamamiento al peligro que encierra la carretera, sobre todo en los desplazamientos cortos, en los que con harta frecuencia se producen situaciones con desenlaces tan gravísimos» como el ocurrido ayer.

Martín ha abogado por que situaciones como la de «tantísimo dolor» en alusión a la que se está viviendo en Alba de Tormes sirvan como «elemento de concienciación de que estar en la carretera en una máquina es un riesgo que requiere rigor absoluto en las normas».

Imagen del funeral de los jóvenes fallecidos | EFE

 

Por su parte, uno de los psicólogos que ha prestado asistencia a los familiares, Ángel Casado, ha subrayado la dureza de la situación desde el primer momento y no solo para los familiares de los jóvenes fallecidos, sino también para todo el pueblo.

Embargada por el dolor y sin apenas poder articular palabra, la alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez, ha declarado que las últimas horas están siendo "muy duras" para las familias y para todo el municipio porque cuatro jóvenes «se han ido de nuestra villa y de nuestras vidas, y es muy duro».

El funeral se ha prolongado durante más de una hora y media y los féretros han sido despedidos con aplausos a su salida del pabellón municipal 

Comentarios