ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Diez años de cárcel a los padres de una bebé que grabaron porno con ella, Valladolid

La menor tenía 3 meses cuando ocurrió
Los médicos hallaron restos de cocaína en el exámen médico a la menor | España Diario

 

10 años de prisión es lo que ha fallado la justicia para los padres de Valladolid que utilizaron a su hija de 3 meses para grabar un vídeo pornográfico y en el que abusaron de ella. La Fiscalía pedía catorce años para cada uno, que al final se quedan en diez.

Así, los progenitores aceptan la pena de 10 años y un día de prisión por un delito de abusos sexuales sobre su hija de tres meses, en cuyo examen médico se halló una intoxicación de cocaína. Además, también se les ha penado por un delito de utilización de la menor para la elaboración de material pornográfico.

La pena

La vista, a puerta cerrada, ha consistido en la declaración de los dos agentes que intervinieron en la detención de la pareja y en el testimonio de otro agente más. Este último agente ha testificado por haberse hecho cargo de las pesquisas tecnológicas, lo que ha terminado probando la implicación de los dos padres en los delitos.

Además, de los 10 años de cárcel, los padres han aceptado 13 años de alejamiento de la menor y la imposibilidad de establecer contacto con ella. Tampoco podrán ejercer competencias laborales que implique contacto con menores, un pago de 20.000 euros en concepto de indemnización a la menor y otros 4.000 euros a la Sanidad de Castilla y León por la asistencia a la menor.

El vídeo

En el vídeo la mujer realizaba tocamientos a la menor | España Diario

 

Todo comenzó cuando el hombre, cocinero de profesión, denunció a la mujer (de la que se había separado). En dicha denuncia, adjuntaba un vídeo con contenido sexual en el que salían tanto la que era su mujer como su hija. Cuando los agentes se quedaron con el documento audiovisual, el denunciante quiso retirar la denuncia, pero no pudo.

Al poco, la madre era detenida, la cual acusó a su ex pareja de haberla obligado a grabar ese vídeo y de haber accedido a ello por miedo a las posibles represalias del denunciante. Represalias que señaló como posibles maltratos. Así, el denunciante también fue detenido.

La justicia dice que el día que ocurrió el caso, los padres ya vivían en domicilios separados. Estarían ambos implicados en el vídeo que ella grabó en su piso mientras realizaba tocamientos a su hija de tres meses. Este vídeo fue emitido al padre, para que éste satisficiera sus necesidades sexuales. El padre, grabó las imágenes que estaba viendo en vídeo, que después utilizó para formular la denuncia contra la madre.