Alejandro, conductor del coche siniestrado en Salamanca, acababa de recuperar el carnet

La Guardia Civil se lo había retirado por consumo de alcohol y estupefacientes
Seis jóvenes viajaban en el vehículo aunque era solo de cinco plazas | EFE

 

Este domingo han fallecido cuatro jóvenes y dos han resultado heridos tras tener un accidente de coche en la carretera DSA-130 a las afueras de Galisancho (Salamanca), tras adelantar a un taxi, cuyo conductor resultó ser el familiar de una de las víctimas. Ahora, además, se ha conocido que el conductor del vehículo siniestrado acababa de recuperar el carné de conducir ese mismo lunes, tras un año sin él, pues la Guardia Civil se lo había retirado por consumo de alcohol y estupefacientes.

Las cuatro víctimas iban detrás y sin cinturón

Así lo ha adelantado ‘El Español’, el conductor del vehículo accidentado es Alejandro, un joven de 29 años y electricista de Salamanca al que la Guardia Civil le había retirado el carné por consumo de alcohol y estupefacientes. Solo seis días después de recuperarlo tuvo un accidente de coche en el que perdieron la vida cuatro jóvenes de entre 17 y 20 años, mientras que él y el copiloto sobrevivieron, aunque se encuentran hospitalizados en estado grave.

Los cuatro fallecidos se encontraban en la parte trasera del vehículo, que solo puede tener tres ocupantes, y, además, ninguno de ellos llevaba el cinturón de seguridad. Volvían de las fiestas de Santa Ana en la localidad de Santa Inés y se dirigían a Alba de Tormes, a pocos kilómetros de distancia, pero Alejandro perdió el control de su vehículo en una curva y terminó colisionando brutalmente contra un árbol, quedando sus ocupantes atrapados en el interior.

Imagen del coche de los jóvenes después del accidente | EFE

 

Dos de los jóvenes, Víctor de 17 años y Roberto G. de 20, murieron en el acto, mientras que una chica, Raquel de 17, falleció cuando era trasladada en ambulancia hasta el Complejo Asistencial de Salamanca. Fue precisamente un familiar de esta quien fue testigo del accidente, conocido como el tío Tao, quien conducía su taxi y fue adelantado a gran velocidad por el vehículo de Alejandro. Finalmente, un cuarto joven, Roberto V. de 19 años, perdió la vida a las 18.00 horas del domingo estando hospitalizado, al no poder superar las heridas de carácter grave que sufrió a consecuencia del accidente de tráfico.

Autor de cuatro homicidios imprudentes

El copiloto, Alfredo de 25 años, está hospitalizado y en estado grave debido a afecciones en los pulmones, mientras que Alejandro está estable y ha sido intervenido en una ocasión. Actualmente la policía está investigando al conductor como autor de cuatro delitos de homicidio imprudente y otro de lesiones.

En Alba de Tormes se han declarado tres días de luto y han colocado las banderas a media asta. Todos los vecinos están conmocionados y la alcaldesa, Concepción Miguélez, ha declarado: «Esto es una tragedia. Es algo que no se puede describir. Hay una conmoción total. Aquí nos conocemos todos y conocen a los jóvenes. Les han visto crecer. Algunos ya estaban trabajando. Son vidas rotas».

Comentarios