ALERTA QUÍMICA

🔥 Evacuaciones y 4 poblaciones confinadas por el incendio de una fábrica de disolventes en Barcelona

URGENTE

⚖️ Proponen el segundo grado para los presos del 1-O

Tamara, la joven que clavó un cuchillo a su maltratador y lo mató durante una paliza

Tras permanecer un año en prisión, la joven ha sido absuelta porque el juez ha determinado que el crimen fue en defensa propia
Imagen de archivo de una manifestación en contra de la violencia de género | Cedida

Tamara, una joven de Guadalajara, lleva en prisión un año por haber apuñalado a su ex pareja con un cuchillo. Cuando sucedieron los hechos, la joven llevaba cinco años conviviendo con su novio, pero este la maltrataba. En varias ocasiones, su pareja buscaba juegos y excusas para golpearla, hasta llegar ella a verse atrapada en un bucle. De hecho, una de las veces cogió el cable de la televisión para intentar asfixiarla.

El día del asesinato, Tamara coincidió de fiesta con su agresor, con el que tenía ya una orden de alejamiento. La joven le pidió que fuera con ella a casa para recoger las pocas pertenencias que le quedaban en su anterior casa. Una vez llegados a la vivienda, la ex pareja comenzó a golpearla muy fuerte.

La joven ha confesado que durante la paliza, el chico cogió un cuchillo de la cocina y la amenazó clavándolo primero en el colchón, diciéndole que si la volvía a tocar, se lo clavaría a ella. Tamara consiguió huir corriendo de la casa pero su ex pareja le alcanzó con el cuchillo en la mano. Durante un momento de forcejeo, ella se lo clavó acabando con la vida de su agresor.

La joven llamó a una amiga y le contó lo sucedido

‘Espejo Público’ ha podido acceder a la llamada telefónica en la que Tamara le cuenta a una amiga cómo sucedió la agresión en que causó la muerte de su pareja. «Él me estaba pegando y yo le clavé un cuchillo porque me estaba defendiendo», apunta la joven. Asegura que «fue sin querer» y que su pareja le dejó la casa «destrozada». Con la voz temblorosa, Tamara admite a su amiga: «No sé por qué he reaccionado así. Tenía que haberle dicho ‘vete o no me pegues’».

Tras pasar un año en prisión, la joven ha sido absuelta por un juez al considerar que el crimen se cometió en defensa propia. Ahora que ya está fuera, Tamara quiere dar a conocer su historia porque manifiesta que hay mucha gente que la llama asesina sin conocer su historia al completo.