Dos jóvenes sancionados con hasta 3.000 euros por hacer grafitis en Toledo

Habían ocultado parte de los utensilios de pintura empleados
Los agentes detuvieron a los jóvenes tras comprobar que habían sido ellos | España Diario

 

La Policía Local de Toledo ha denunciado en la madrugada de este domingo, 3 de marzo, a dos jóvenes que acababan de realizar diversos grafitis en los cierres metálicos de establecimientos comerciales de la calle Reyes Católicos, en el Casco Histórico de la ciudad.

La sanción a la que se enfrentan estos jóvenes podría ir desde los 1.501 euros a los 3.000 euros, según viene contemplado en la ordenanza municipal.

Los agentes fueron alertados por varios testigos y, a su llegada al lugar de los hechos, constataron la realización de dichas pintadas, localizando a los presuntos infractores en los jardines de la Plaza de Santa Teresa, donde habían ocultado parte de los utensilios de pintura empleados, según ha informado en nota de prensa el Consistorio.

Por este motivo, la Policía Local formuló denuncia contra los jóvenes por infringir el artículo 32C de la Ordenanza Municipal de Limpieza, habiendo localizado pintadas en varios cierres metálicos, el cajón metálico del pivote retráctil del Ángel y el muro de Paseo del Tránsito con Alamillo del Tránsito.

Desarticulada un banda que robaba en tiendas de móviles de Galicia, Asturias, Castilla y León y Castilla-La Mancha

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado itinerante especializado en la comisión de robos con violencia en establecimientos de telefonía móvil situados en las cuatro provincias gallegas, en Asturias, Castilla y León y Castilla La Mancha.

Según ha informado el Instituto armado en un comunicado, la denominada operación 'Comunicama' se saldó con la detención de tres hombres rumanos, un menor y dos jóvenes de 20 y 26 años, en las inmediaciones de una estación de servicio en Arevalo (Ávila).

La Guardia Civil ha indicado que el grupo destacaba por su movilidad, para la que utilizaba varios vehículos propiedad de terceras personas no vinculadas con esta organización. Este hecho, ha indicado el Instituto armado, dificultaba la realización de seguimientos ya que se desplazaban desde su localidad de residencia en la periferia de Madrid, hasta localidades distantes de la zona norte y centro peninsular.

Una vez que llegaban a la localidad en la que iban a perpetrar el robo, permanecían en ella un tiempo con la finalidad de controlar los movimientos que se producían en las inmediaciones. Así, la Guardia Civil señala que actuaban de forma rápida y diligente y que abandonaban de forma apresurada el lugar, no dudando en utilizar la violencia si era necesario.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios