Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Prisión para una pareja por la muerte de sus dos bebés de 4 meses en Albacete

Omar y Dylan murieron exactamente cuando cada uno tenía 131 días de vida en extrañas circunstancias
Los dos bebés murieron con 131 días, en fechas distintas, y sus padres están en prisión preventiva | Antena 3

 

Los padres de Omar y Dylan se encuentran en prisión preventiva por sus muertes. El pasado 23 de enero de 2018 falleció el primer bebé, tras estar varios días en la UVI por un traumatismo craneoencefálico y, tras quedar nuevamente embarazada, a los pocos meses nació el segundo, quien, el 29 de junio de 2019, también murió por múltiples fracturas que le provocaron una perforación del pulmón. Ambos con solo 131 días.

Ambos bebés murieron con 131 días

Omar sufrió un traumatismo craneoencefálico que le produjo una hemorragia cerebral. Estuvo ingresado en la UVI durante varios días, pero finalmente perdió la vida. Fuentes policiales han explicado a ‘El Español’ que los padres «solo decían que se lo habían encontrado llorando» y la Guardia Civil abrió una investigación por homicidio imprudente del que eran sospechosos, pero no fueron detenidos. La madre aseguró que había muerto por una negligencia médica, debido a las vacunas, y que emprendería acciones legales, pero la autopsia lo desmintió.

En un primer momento, los servicios de emergencia creyeron que Dylan sufrió una muerte súbita, pero presentaba varias costillas fracturadas que le causaron una perforación en el pulmón. Además, según la autopsia, el bebé tenía evidencias de roturas anteriores en sus huesos, pero en ninguno de los casos dieron explicaciones convincentes. Por lo que la Guardia Civil se encargó del caso, teniendo la investigación del primer bebé aún abierta, y se decretó prisión provisional para los progenitores en la cárcel de La Terrecica.

Familia y compañeros creen en su inocencia

Germán, de 28 años, y Aroha, de 27, son vecinos de Caudete (Albacete) y empezaron su relación hace cuatro años. El hombre ha sido peón de agricultor, estuvo algún tiempo desempleado, tuvo empleos esporádicos y ahora trabajaba en una empresa de jardinería. Mientras que la mujer, natural de Elda (Alicante), se mudó con él y actualmente no tenía trabajo. Sin embargo, ambos son voluntarios de Protección Civil: «Hasta que un juez no diga que han sido ellos no nos lo creemos porque los conocemos y pensamos que serían incapaces de hacer daño a nadie. Son excelentes personas, serviciales, trabajadores... Los primeros en ofrecerse cuando ha habido un incendio forestal o salidas peligrosas».

Los familiares han explicado que no tomaban sustancias estupefacientes ni tenían problemas psiquiátricos. Por su parte, la madre de Aroha, y abuela de los bebés fallecidos, «está deseando más que nadie saber lo que ha pasado, porque esto ha sido un palo muy gordo». Además, ha explicado: «He ido a verla a prisión, y le pregunto y no dice nada, se calla. Sólo me dice: 'Mamá, sácame de aquí'» y añade: «Yo por ella metía la mano en el fuego, porque ha criado a dos sobrinas mías sola siendo una niña. Se levantaba cada tres horas, las cambiaba, las duchaba, les daba sus tomas...»

Comentarios