ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

El Ibex 35 expulsa a Supermercados DIA tras un lunes negro en bolsa

ALERTA TERRORISTA

El yihadismo vuelve a amenazar a España: «Las células están preparadas»

Estudian un monumento megalítico en Toledo con posibles finalidades astronómicas

Un grupo de arqueólogos investigan un crómlech localizado en Totanés que podría haber sido utilizado como un calendario
El monumento megalítico o crómlech descubierto en Totanés | Cota 667

Un círculo de piedras de granito situado en un campo, un conjunto de menhires que los vecinos de Totanés, en la provincia de Toledo, conocían desde antiguos tiempos, ha necesitado ser excavado por un equipo de arqueólogos de la provincia, para descubrir que se trata de un monumento megalítico muy antiguo.

Se trata de un crómlech, el único de la Meseta, que muestra la misma estructura y tipología del presente en Stonehenge, en Inglaterra. Está formado por un círculo de monolitos de piedra con un diámetro de 15 metros y las primeras estimaciones apuntan que dataría del año 5.000 antes de Cristo.

 

El alcalde anunció sus sospechas sobre el monumento a unos arqueólogos

Los arqueólogos confiesan que el hallazgo fue muy casual porque conocieron el círculo de piedras cuando varios de ellos estaban impartiendo una charla en esta zona sobre verracos, un tipo de escultura prehistórica.  

«Estábamos haciendo una exposición sobre verracos cuando el alcalde de Totanés, Ildefonso Gutiérrez, se nos acercó para decirnos que cerca había una construcción antigua que él conocía desde niño. Insistió, nos convenció y fue cuando descubrimos la estructura con piedras colocadas en forma de círculo», relata Sergio Isabel, arqueólogo del grupo Cota 667 que está trabajando en el yacimiento.

Una vez descubierta la relación entre las piedras y que era una construcción muy antigua, se pusieron a desenterrar todo el conjunto.

 

Un lugar de rituales religiosos y un observatorio astronómico

El grupo de arqueólogos sostiene que la organización de las piedras no es pura coincidencia, «está claro es que las pesadas piedras han sido colocadas por el ser humano creando una forma claramente circular». Están tratando de averiguar que uso tuvo, se descarta que estuviese relacionado con enterramientos humanos, por el contrario, parece más un punto de encuentro para celebrar rituales religiosos.

También podría ser un estilo de observatorio para observar fenómenos astronómicos como los solsticios y los equinoccios para medir el principio y el fin de las estaciones. El portavoz de Cota 667 explica que deberán limpiar las piedras del crómlech para comprobar si presentan grabados o pinturas que ayuden con la investigación de su utilidad.

Así es el conjunto circular de menhires del estilo de Stonehenge investigado en la meseta toledana | Cota 667

 

Grupo mixto de investigación con astrónomos y geólogos

«En una segunda fase excavaremos para hacer una datación más exacta de las piedras y analizar la tierra extraída». En el suelo esperan encontrar restos de pólenes y semillas para conocer cómo fue el entorno que rodeaba al círculo y determinar si en esta área se practicó algún tipo de ritual con ofrendas.

Han añadido al grupo arqueológico un astrónomo que les ayudará a analizar las posibles relaciones del conjunto con las estrellas y los fenómenos astrales como los cambios de estación. Además, el Instituto Arqueológico de Mérida les enviará un magnetómetro para sondear con ondas magnéticas el subsuelo del yacimiento. Por si les falta más información para la investigación, hay contacto con geólogos que analizarían un tipo de liquen gris que crece sobre el granito para datar el tiempo que las rocas llevan expuestas.