ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La mujer que robó un bebé en Guadalajara había perdido a su hijo

Vive como ‘okupa’ en Cabanillas del Campo y los vecinos aseguran que es una «mentirosa compulsiva»
Arantxa es una 'okupa' que robó un bebé de dos días en Guadalajara después de perder a su hijo | Cedida

 

El pasado sábado Guadalajara se asustó ante un hecho muy sorprendente. Una vecina de Cabanillas del Campo simuló ser pediatra para robar un bebé recién nacido del hospital. Por suerte el padre se sospechó ante la actitud de la mujer y avisó a la policía que en cuestión de poco tiempo, unas tres horas, logró localizarla junto al bebé de dos días.

La autora del rapto es Arantxa, según han informado desde ‘El Español’, de 47 años y natural de Navarra que se mudó al municipio de Cabanillas del Campo el pasado verano. Se trata de una mujer que ocupó ilegalmente una vivienda vacía que pertenece a un banco y, aunque los vecinos denunciaron, la Guardia Civil no pudo echarla porque alegaba tener un contrato de alquiler.

Arantxa es una «mentirosa compulsiva» según los vecinos

Uno de los vecinos ha explicado que la mujer vive sola con un gato, sin embargo a veces recibe la visita de «un tipo muy desaliñado» con el que tiene «broncas muy fuertes», además añade que la autora del robo del bebé «es una mentirosa compulsiva». Aunque últimamente se la vio con tripa, el vecino duda y sugiere que podría haber simulado estar embarazada.

Los vecinos sugieren que la mujer que robó el bebé no estaba realmente embarazada | EspañaDiario.es

 

Cabe destacar que un vecino la escuchó hablar por teléfono con sus familiares el mismo día que intentó robar el bebé recién nacido del hospital: «Les decía que ya tenía al niño, que se lo enseñaba por videoconferencia para que no fuese tan frío». En ese momento el rapto ya era de conocimiento público y justamente el hombre recibió el vídeo de la farmacia donde podía verse a Arantxa intentando comprar leche.

Realmente estuvo embarazada, pero perdió a su bebé

Gracias a la información facilitada por los vecinos, la policía pudo localizar a la mujer que se había hecho pasar por una pediatra del hospital y se había llevado al pequeño: «A los pocos minutos aparecieron en su casa unos agentes que le preguntaron si ella tenía un crío. Les dijo que sí, que su hijo nació el 23 de enero». Dato que realmente era mentira y los agentes no creyeron.

Por su parte, los vecinos de Cabanillas del Campo ni siquiera creen que Arantxa estuviera embarazada. Sin embargo, el comisario de Guadalajara aseguró en rueda de prensa que la mujer realmente estaba esperando un hijo que finalmente acabó perdiendo y «parece ser que esta mujer ha tenido un bebé que ha fallecido y pudiera estar en una situación de trastorno transitorio».