ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La agresora de la maestra de Ocaña, en libertad al no existir riesgo de fuga

La madre de un alumno propinó patadas y puñetazos a la docente
Colegio público 'Pastor Poeta' en Ocaña | Cadena Ser

 

La madre que presuntamente agredió a patadas y puñetazos a una profesora del CEIP ‘Pastor Poeta’ de Ocaña, en Toledo, se encuentra de momento en libertad a la espera de ser citada por el juez.

La presunta agresora fue detenida el pasado miércoles, 24 de octubre, por la mañana, pero fue puesta en libertad al no existir riesgo de fuga al tener un domicilio conocido, según informaron fuentes de la Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha.

 

Agresión a una docente en Ocaña

La presunta agresión tuvo lugar el pasado martes, 23 de octubre, a las puertas de la entrada del colegio. Los hechos tuvieron lugar delante de otros padres, alumnos y docentes que acudieron  al centro escolar a esa hora, y que se vieron obligados a separar a la agresora de la maestra.

La madre de un alumno de tres años habría llegado al centro de educación pública con muy malas formas, y gritando, recriminando a los docentes que su hijo tenía un chichón. La presunta agresora la tomó con la profesora, a la que «tiró al suelo, la arrastró unos metros cogida por el pelo y le dio dos puñetazos», según explicó José Manuel Almeida, director provincial de Educación de Toledo.

Cuando la madre entró en cólera y recriminó a los docentes que su hijo tenía un golpe, desde el centro se avisó a una patrulla de la Policía Local. Posteriormente, la madre acusó de forma directa a la maestra de lo que le ocurría a su hijo y la emprendió a golpes con ella.

 

Entrada del colegio 'Pastor Poeta' | En Castilla-La Mancha

 

La maestra tiene lesiones de poca gravedad

Afortunadamente, la profesora se encuentra bien físicamente y, según indica el director provincial de Educación de Toledo, las lesiones son de poca gravedad, siendo lo más importante un golpe en la rodilla producido por la caída.

A la docente le pilló totalmente de sorpresa y estaba muy afectada tras el incidente puesto que, según indica Almeida, «no se esperaba la agresión y menos de una familia de un alumno», añadiendo también que «la maestra físicamente no tiene nada muy grave, pero psicológicamente sí».

Ahora, la presunta agresora se encuentra en libertad con cargos a la espera de ser llamada a declarar al juzgado.