ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un tren arrolla un coche en Cantabria y deja un herido leve

Los hechos tuvieron lugar en un paso a nivel sin barreras de la localidad de Las Rozas de Valdearroyo
El tren de cercanías arrolló el vehículo en un paso a nivel sin barreras de Las Rozas de Valdearroyo | España Diario

 

Un hombre ha resultado herido leve después que un tren arrollara su coche en la localidad cántabra de Las Rozas de Valdearroyo. El siniestro tuvo lugar alrededor de las 18.30 horas de este sábado en un paso a nivel sin barreras del municipio.

 

El tren de cercanías chocó contra la parte delantera izquierda del vehículo, que dio un giro de 180 grados y quedó en el sentido contrario de la marcha, según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria.

 

Hasta el lugar se movilizaron bomberos pertenecientes al parque de Reinosa, agentes de la Guardia Civil, los servicios sanitarios y miembros de Adif. Estos últimos, evacuaron a los cinco pasajeros que se encontraban en el tren, que siguieron su viaje con un vehículo alternativo habilitado por FEVE.

 

Mientras tanto, los bomberos tuvieron que excarcelar al conductor del vehículo, que había quedado atrapado en el interior, y ponerlo a disposición del personal sanitario, que tras practicarle una atención urgente lo trasladaron al hospital Tres Mares de Reinosa.

 

Investigado por atropellas a una menor y darse a la fuga

Por otro lado, agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Cantabria están investigando a un hombre de 36 años por haber atropellado presuntamente a una niña de 13 años con una furgoneta y darse a la fuga. Los hechos tuvieron lugar el 10 de agosto en la carretera N-634 a su paso por Sobremazas. Como resultado del incidente, la menor sufrió varias policontusiones y quemaduras.

 

Dos días más tarde, los agentes de la Benemérita recibieron el aviso de que se había encontrado un coche calcinado en Peñacabarga y, tras varias investigaciones, pudieron descubrir que era el mismo vehículo con el que se había perpetrado el atropello de la niña.

 

Los agentes de la Guardia Civil se entrevistaron con un empleado de la empresa a la que pertenecía la furgoneta y éste les dijo que había sido robada, motivo por el cual la empresa decidió denunciar el robo y el incendio del vehículo.

 

Sin embargo,  tras más de dos meses, los investigadores han constatado que el empleado que denunció el robo del vehículo fue en realidad el autor del atropello a la menor, por lo que ha sido detenido. Astá acusado de un supuesto delito de omisión del deber de socorro, otro de daños intencionados contra la propiedad y un tercero de simulación de delito.